Cómo afectó la pandemia a las economías regionales

El coronavirus no solo alteró la rutina de todos en Argentina y gran parte del mundo, sino que obligó a tomar medidas que impactaron de manera directa en la economía mundial. El aislamiento obligatorio genera que muchas actividades permanezcan paradas y como resultado de esto hay incertidumbre.

Las economías regionales no son la excepción y se vieron resentidas con las medidas de prevención para aplacar la curva de contagios que tomó el Gobierno nacional.

Si bien Alberto Fernández anunció acuerdos con los gobernadores para flexibilizar el aislamiento, estas medidas no son suficientes para paliar el impacto económico de la pandemia. El turismo, la industria petrolera, algunas cosechas y comerciantes manifestaron su preocupación.

Noroeste argentino (NOA)

La actividad agropecuaria está dentro de las actividades esenciales que siguieron funcionando pero por ejemplo desde la Federación Económica de Tucumán (FET) sostienen que “algunas actividades pueden perder la cosecha, como el caso del tabaco, por estas cerradas las fábricas de cigarrillos”.

La Cámara de Transporte de Santiago del Estero por su parte notificó al gobierno provincial una merma en cuanto a la facturación: entre el 70 y el 100%. Aunque a nivel estatal, Gerardo Zamora fue claro: “Somos una provincia equilibrada con algo de reservas, una provincia que ni siquiera tiene deudas, nos permite seguir manteniendo la masa salarial”.

Y un factor común en todos los puntos del país es el impacto en los comercios locales; desde la Unión Comercial de Catamarca se advirtió que necesitan “medidas más agresivas de trámite urgente”. Para ayudar a los artesanos, productores y diseñadores catamarqueños, desde la provincia crearon un registro virtual para fomentar la actividad que se vio afectada por el cierre de ferias.

Guillermo Sapag, contador y docente de Economía en la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), remarcó que en las provincias del Norte Grande (NEA-NOA), las economía son prácticamente estadodependiente” el empleo público es elevado (del 50% en algunos distritos), por lo que hay dinero circulando. En términos de agricultura, ganadería y todo lo que tiene que ver con la materia prima, con la actividad primaria, no está tan afectado, porque esa producción en alguna medida sigue moviéndose”.

Al no poder circular por las rutas, el turismo se ve resentido y en Salta es uno de los mayores afectados. Este rubro no solo involucra a hoteles y agencias de turismo, sino también comerciantes de artesanías, locales de comida que en mayor o menor medida dependían de los visitantes para poder afrontar sus gastos.

Noreste de argentino (NEA)

Enfocándonos en el Noreste, en Formosa una encuesta generada por Capymef (Cámara de la pequeña y mediana empresa) revela que solo el 9 % de las Pymes locales sobrevivirá a la extensión de la cuarentena solventando los costos operativos con fondos propios.

En Corrientes, de las tres principales actividades de su matriz productiva solo la relacionada a la industria alimentaria vio crecer sus números, pero el turismo y la foresto industrial vieron paralizada su actividad. Esto requiere atención de los gobernantes ya que son los sectores productivos claves para el crecimiento y desarrollo económico y social de los correntinos.

Región Centro

El economista Martín Tetaz dio su panorama sobre La Plata y señaló que no se sentirán tanto los efectos en la economía local a corto plazo ya que el Estado tiene mucha presencia, aunque en el mediano plazo es más complejo porque no hay recaudación.

Juan Ouwerkerk, presidente de la Cooperativa Alfa, habló sobre el impacto del aislamiento a las tareas del campo en Tres Arroyos, remarcando que lo que se alteró fueron las formas de trabajar. “La comercialización siguió prácticamente normal, si bien hubo algún enfriamiento del mercado porque los camiones empezaron a llegar con menos fluidez al puerto debido a los protocolos de seguridad que diseñamos, no influyó demasiado el parate”, explicó.

El mundo náutico se vio afectado por las medidas de prevención del coronavirus. En Rosario, la bajante del río y el Covid-19 afectó a 480 familias, según detalló Jorge Pinilla, referente de la Cámara Náutica local. “Nuestro rubro está en el suelo”, dijo sin dar vueltas.

El pago de impuestos, la baja de ingresos a los pequeños comerciantes y el cierre de las exportaciones afectan directamente a Rafaela. Si bien la industria láctea es importante en la zona, también se ve afectada por la baja en el precio internacional de la tonelada de leche en polvo.

En el caso de Córdoba, los sectores que mayor cantidad de personas involucran y mueven dinero en la provincia son el turismo y el campo. “Hay en riesgo más de 50.000 puestos de trabajo”, sostuvo José González, presidente de la Cámara de Turismo cordobesa. Al mismo tiempo advirtió que desde provincia y municipios “es poco lo que se ha hecho” para ayudar al sector.

Carlos Paz, uno de las ciudades destacadas de la provincia y elegida para vacacionar sufre el impacto del coronavirus: “Las vacaciones de invierno las tenemos prácticamente perdidas”, sostuvo el secretario de Turismo, Deportes y Cultura Sebastián Boldrini. Al mismo tiempo destacó la búsqueda de un protocolo sanitario para cuando la actividad se reanude.

En contraposición, el campo no se vió afectado de manera negativa, incluso la cosecha estaba siendo buena según estimaron especialistas. “Al agro no le afectó tanto, aunque hay algunos problemas de logística. Afecta en términos de precios por la demanda mundial. Al tener menor demanda, los precios caen”, detalló Gonzalo Augusto, economista jefe de la Bolsa de Cereales.

Gustavo Bordet, gobernador de Entre Ríos, sostuvo que “las economías regionales hoy funcionan. Pero hay sectores que están sin ingresos y sin poder trabajar. Hay fuentes de trabajo que peligran, y hay que compatibilizar el cuidado con la preservación de las fuentes laborales”.

El turismo, la gastronomía y los centros comerciales son los que registran los mayores impactos tanto en Paraná, Gualeguaychú como en muchos rincones del país. “Esta situación ha provocado la enorme preocupación sobre las obligaciones que poseen, tanto en pagos salariales, como impuestos y servicios”, señalaron desde la Asociación de Hoteleros, Gastronómicos y afines.

Región de Cuyo

En la región de Cuyo el virus llegó en plena época de cosecha de la vid, pero el sector vitivinícola supo sortear los obstáculos que se presentaron justo a tiempo y sacó adelante la vendimia 2020. Esto fue posible ya que la actividad quedó dentro de las denominadas “esenciales”.

“Ya se esperaba que fuera inferior a la del año pasado por lo que no tuvo mucha relación con la cuarentena, sino con la situación productiva”, explicó el gerente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), Carlos Fiochetta.

En San Juan se suman la minería y la industria, donde la mayor preocupación recaía en el modo de pagar los salarios. La industria textil y el calzado fueron las mas afectadas por el parate. Mientras que la minería está dentro de las actividades que continuaron con su labor pero con un cuarto de los trabajadores.

La Patagonia

En las provincias del Sur argentino el común denominador es el impacto negativo en el Turismo. Como es el caso de Bariloche que esta temporada tiene sus calles vacías, sin egresados ni turistas consumiendo su chocolate. “El turismo va a estar más rezagado y eso compromete mucho a la vida económica de Bariloche”, señaló su intendente, Gustavo Gennuso.

A nivel provincial, el Ministro de Hacienda rionegrino sostuvo que el ingreso de algunos sectores “fue prácticamente cero” y quienes tuvieron algún movimiento “no van a priorizar el pago de impuestos” por lo que el panorama se complicará al Gobierno de Río Negro.

Al trasladarnos a Comodoro Rivadavia el panorama no es muy diferente ya que entre el precio del crudo y la pandemia, la actividad económica de la ciudad y la región se ve fuertemente afectada. Las regalías petroleras sufrieron una baja del 55% y no descartan que con el correr de los días pueda llegas a cero.

La baja en el precio del barril también afecta a Neuquén. El Ministerio de Economía informó que este mes ingresarán 8.889 millones de pesos por recaudación de impuestos, coparticipación nacional y regalías. Número significativamente menor a los 12 mil millones que ingresaron previo al inicio de la cuarentena.

En Santa Cruz el panorama es un poco mas alentador por las medidas de flexibilización que se aplicaron rápidamente por tener un bajo registro de infectados. Pero el turismo, hace que la cuarentena no pase desapercibida.

?Tanto la producción primaria agroganadera, industrias del aceite y derivados, o de producción de biodiesel no vieron alterados sus esquemas en La Pampa por estar dentro de los rubros exceptuados por ser considerados esenciales. Caso contrario a los comerciantes, contrapropistas y profesionales que vieron truncados sus ingresos por el encierro.

Fuente: viapais.com.ar

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + quince =