Con Boudou y Betty muy complicados, empezó la conspiración en el Senado

 Con Boudou y Betty muy complicados, empezó la conspiración en el Senado

La situación judicial de Amado Boudou se complica cada día más y es irreversible. Si bien faltan muchas declaraciones testimoniales, en Comodoro Py afirman que difícilmente el ex ministro de Economía tenga escapatoria. En el círculo de Poder cristinista aún no se resuelve qué hacer con Boudou; sostenerlo o dejarlo caer con la salida elegante de una licencia. En ese escenario cobra importancia la Presidencia Provisional del Senado que detenta Beatríz Rojkés de Alperovich, muy complicada por los últimos hechos en su provincia y por sus errores personales. El sillón de la Betty es el objetivo. El Gobierno nacional tendría a sus candidatos de extracción peronista para la elección de autoridades del 24 de febrero, pero los sectores no pejotistas no se quieren quedar afuera. Comienza la conspiración por el control del Senado.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Con la Cámara de Senadores renovada tras los comicios del 27 de octubre, el 24 de febrero próximo se elegirán a las nuevas autoridades del cuerpo. A diferencia de la Cámara de Diputados, el titular de la Cámara alta no se elige ya que es el vicepresidente de la Nación quien ocupa el cargo. Por eso la Presidencia Provisional es crucial como segundo puesto en el control de esa ala legislativa y en la línea de sucesión presidencial.

Pero el sillón que hoy ocupa la tucumana Beatríz Rojkés de Alperovich cotiza más desde los últimos meses. Ocurre que Amado Boudou se encuentra muy complicado en sede judicial. Si bien falta tomarle declaración testimonial a unos 37 testigos, y hasta entonces no habrá definición de su situación penal, en los tribunales de Comodoro Py se afirma que difícilmente tenga escapatoria.

Por caso, este jueves 12/12 se supo que Gabriel Bianco, un ex gerente del canal Telefé, declaró en la Justicia que en julio de 2010 la familia Ciccone, entonces dueños de la imprenta que llevaba su nombre, le solicitaron que los conectara con el vicepresidente y su socio José María Núñez Carmona, a quienes conocía de Mar del Plata de donde son oriundos. Dijo también que lo llamó a Ciccone a acudir al canal cuando el entonces ministro de Economía participaba de un programa de la emisora.

Es solo una muestra de cómo los testigos empiezan a complicar a Boudou y lo seguirán haciendo porque faltan testimonios.

Dentro del gabinete reducido de Cristina Fernández de Kirchner hay posiciones encontradas. De un lado están quienes afirman que no hay que ‘entregar’ a Boudou porque luego los que lo degüellen irán por Cristina. Del otro lado están quienes, con el Secretario Legal y Técnico Carlos Zannini a la cabeza, dicen que hay que cortar por lo sano; o sea, que Boudou se haga responsable de sus actos ante la Justicia.

En cualquier caso, y con las diligencias judiciales pendientes, hasta el mes de abril no habrá una definición judicial sobre Boudou. Por lo tanto sólo habrá que sobrellevar los días que restan hasta la feria judicial y luego el tramo hasta abril.

Pero antes de eso ocurrirá la elección de autoridades en el Senado, prevista para el 24 de febrero de 2014. Una situación que pasa a ser muy importante si se confirmara la complicación penal de Boudou.

Por lo tanto la presidencia provisional reviste mayor importancia y nadie cree que esta vez Cristina la deje en manos de Betty Alperovich como pasó la última vez a pesar de los escándalos que protagonizó la tucumana. No estaba Boudou tan complicado.

 

La esposa del gobernador de Tucumán fue elegida en ese cargo en noviembre de 2011, en reemplazo del bonaerense José Pampuro. Llegó empujada por una apabullante elección de Alperovich. En su gestión se recuerda el “blooper” de 2012 de votar junto a la oposición a favor de crear una comisión investigadora, bloqueada finalmente por la mayoría K. Por entonces los senadores opositores hicieron saber que no estaban dispuestos a avalar la continuidad de Rojkés como presidenta provisional de la Cámara por haber declarado que “la prostitución existe y existirá siempre” en medio de los repudios a la absolución de todos los acusados por trata de personas en el caso Marita Verón.

Este año se conocerían sus lujosas vacaciones en el exterior con su marido y ahora la crisis de gobernabilidad en su provincia producto de los reclamos salariales de las fuerzas de seguridad, los saqueos y las protestas contra el gobernador.

Desde el año pasado se piensa para el cargo de Betty en el rionegrino y titular del bloque K, Miguel Ángel Pichetto. También la situación de Pichetto cambió con respecto a 2012. Fue uno de los grandes ganadores de las elecciones del 27/10 que pudo exhibir el kirchnerismo y hasta se permitió algunos sinceramientos en el recinto del Senado evidenciando el contraste con las autoridades actuales.

Pero el sector no peronista también aspira a la Presidencia provisional.

El ex gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora –un radical K-, insiste en que Cristina le habría prometido el cargo que hoy detenta Beatriz Rojkés de Alperovich, cuyo ciclo se encuentra ya terminado.

El problema que tiene Zamora es que ni es peronista ni tiene experiencia en la Cámara alta ya que hasta ahora era gobernador de Santiago del Estero. Algo similar ocurría con Agustín Rossi cuando comenzó como presidente de la Cámara de Diputados y por lo bajo algunos legisladores peronistas desafiaban su liderazgo al recordar su pasado frepasista.

Además, el análisis de Zamora no contempla la complicación institucional que surge de un pedido de licencia que, hipotéticamente, pida Boudou.

Por lo tanto, Zamora no será el único competidor. Y la gran pregunta es qué capacidad tienen los senadores nacionales no kirchneristas, en especial los de experiencia, para aprovechar las fisuras en el Frente para la Victoria, e imponer un nombre diferente al que pretende la Casa Rosada.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =