Cristina bajó a Julián Domínguez de la presidencial

 Cristina bajó a Julián Domínguez de la presidencial

Competirá por la gobernación bonaerense. En el PJ esperan una definición de la jefa del FPV para decidir sus pasos. Ahora quedan seis precandidatos K.

haizpeolea's picturePor Horacio Aizpeolea

Buenos Aires. En las próximas horas y en algún lugar de la provincia de Buenos Aires, Julián Domínguez formulará su candidatura a la gobernación del mayor distrito electoral del país. El presidente de la Cámara de Diputados dejará así la grilla de las Paso presidenciales para competir con otros precandidatos del Frente para la Victoria (FPV) que aspiran a suceder a Daniel Scioli. “Julián habló con la Presidenta y ésta lo alentó para que vaya por la gobernación”, confiaron desde el entorno de Domínguez.

En el justicialismo se espera con ansiedad una definición de Cristina Fernández sobre la candidatura presidencial.

Sin Domínguez, ahora la nómina se achica a Daniel Scioli; los ministros Florencio Randazzo (Interior y Transporte) y Agustín Rossi (Defensa); el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y el ex canciller Jorge Taiana.

Los distintos sectores ideológicos y provinciales del PJ aguardan una definición de la Presidenta para definir a su vez qué hacer. Por caso, una definición presidencial por Scioli o por Randazzo podría tener implicancias en el PJ cordobés.

“En menos de 36 horas habrá una definición pública”, comentaba ayer por la tarde Fabricio Dietrich, vocero de Domínguez. Poco después el propio Domínguez ratificó la definición a través de Twitter. Luego, lo hizo en 678, en la TVPública, virtual plataforma de lanzamiento.

La precandidatura presidencial de Domínguez fue alumbrada en Traslasierra, en el oeste cordobés. En septiembre de 2013, se realizó allí la multitudinaria ceremonia de beatificación del Cura Brochero. Aquel fin de semana del 13 y 14 de septiembre, Eduardo Valdés, actual embajador argentino en el Vaticano, y Guillermo Oliveri, secretario de Culto de la Nación, lo alentaron para que se anotara entre los precandidatos presidenciales del FPV.

Pero el tiempo fue decantando candidaturas, y la de Domínguez no levantó vuelo nacional, ni siquiera con propuestas presuntamente federalistas como la de trasladar la capital del país a Santiago del Estero. Al mismo tiempo su imagen se fue fortaleciendo en la provincia de Buenos Aires, donde, según juzga el kirchnerismo, luego del conflicto con el campo por la 128 logró recomponer el diálogo con ese sector como ministro de Agricultura.

Una encuesta de Ricardo Rouvier difundida el martes ubicó a Domínguez con 27 por ciento de intención de votos para la gobernación bonaerense, seguido por María Eugenia Vidal, del PRO, con 20 por ciento. El sondeo precisó que tales preferencias hacia Domínguez son en el caso hipotético de que fuera el ganador de las Paso para gobernador bonaerense dentro del oficialista FPV.

Con sondeos previos a este, Domínguez se reunió hace 10 días con uno de los fogoneros de su candidatura presidencial. “Tenés que dar la lucha en la provincia”, le aconsejó ese dirigente. La misma fuente agregó: “Julián conversó con la Presidenta, quien lo alentó a que dé pelea en Buenos Aires”. Se aclaró, sin embargo, que el visto bueno “no implica la bendición de Cristina; ella quiere que en las Paso se midan y se potencien entre el titular de la Anses, Diego Bossio, y el intendente de Berazategui, Juan Mussi”. El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza habría bajado su candidatura, y Martín Insaurralde sigue siendo una incógnita.

Ayer en diputados, trascendió que la candidatura a gobernador de Domínguez sería avalada por Randazzo, en tanto que Bossio estaría más cerca de Scioli, aunque se descarta que llegado el momento los precandidatos presidenciales irán con una misma lista de candidatos a gobernadores y a legisladores nacionales.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + veinte =