Fuerte caída del patentamiento por difícil situación de la industria automotriz

 Fuerte caída del patentamiento por difícil situación de la industria automotriz

Después de un año 2013 récord, es posible observar que el arranque del corriente año  fue muy difícil para la industria automotriz. En efecto, en el acumulado del primer cuatrimestre, el sector automotor registra una contracción en las principales variables.

El dato  es preocupante debido a que se trata del peor registro en cuatro años.

De hecho, se han conjugado una mala performance en el plano doméstico e inconvenientes en el frente externo. El desplome del mercado interno es producto de un conjunto de factores adversos al sector: la modificación del impuesto interno de fines del año pasado, el aumento en el tipo de cambio de enero, la fuerte suba en las tasas de interés (que afecta al crédito prendario), la caída en el nivel general de actividad (con expectativas negativas en términos de empleo), y una fuerte pérdida en el poder de compra del salario. Este escenario induce a las terminales a adaptarse a esta nueva realidad. Es por ello que varias han relanzado promociones y créditos a tasas subsidiadas para impulsar las ventas.

La caída de las ventas externas se explica fundamentalmente por la disminución de los envíos a Brasil, principal destino de las exportaciones de vehículos nacionales, sumado al faltante de autopartes, producto de las restricciones a las importaciones.

Es relevante mencionar que el desplome del mercado local es un factor que retroalimenta la crisis de la industria brasileña debido a que Argentina es el principal destino de los vehículos brasileros.

Un dato no menor es que la baja general en la producción está teniendo sus efectos indeseados en los niveles de empleo de las terminales.

Perico Noticias. Asociación de Concesionarios de Automotores de la R A

El año inicia con nuevos desafíos para la industria automotriz. El contexto actual genera una fuerte incertidumbre respecto de la futura evolución del nivel de actividad tanto en producción y exportaciones como en ventas en el mercado local. En lo referente al mercado interno, las perspectivas no son auspiciosas. La erosión del salario real y el aumento en el miedo a perder el empleo -retroalimentado por suspensiones del sector- generan perspectivas pesimistas en los consumidores. Los recientes cambios en materia fiscal y cambiaria hicieron su aporte a este escenario desfavorable.

En términos de inserción internacional, se hace evidente la necesidad de trabajar en la mejora continua de la competitividad de la producción automotriz y en la promoción de negociaciones con otros mercados de la región, a fin de lograr un mercado más diversificado para los vehículos nacionales.

Sin dudas, 2014 será un año de menor actividad, siendo relevante, en consecuencia, lo que suceda con el nivel de empleo del sector.

14-05-21 IE 270 El desplome de la industria automotriz

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *