El Banco Central flexibilizó importaciones y lanzó bonos por deuda

El Banco Central flexibilizó importaciones y lanzó bonos por deuda

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) flexibilizó este miércoles el régimen de importaciones y lanzó un bono para cancelar deuda del sector con el objetivo de regularizar el flujo de comercio.

El presidente de la entidad, Santiago Bausili, se reunió esta mañana con los referentes de las principales instituciones bancarias del país a quienes les explicó el alcance de las medidas

Tras el encuentro la autoridad monetaria emitió dos comunicaciones con las nuevas medidas.

Mediante la comunicación “A” 7917 se eliminaron las SIRA y se dejó sin efecto la necesidad de autorización de la “Cuenta Unica de Comercio Exterior” que manejaba AFIP. Asimismo, se eliminó el SIRASE.

A partir de ahora se implementará un mecanismo automático de aprobaciones que además contempla el acceso al mercado de divisas en un plazo definido y predeterminado.

La norma marca que las importaciones de energía tendrán acceso inmediato a los pagos, mientras que fijó 30 días para implementos de salud, medicamentos, alimentos, fertilizantes y 80 días para las automotrices.

Para el resto de las importaciones se definieron plazos de 30, 60, 90 y 120 días, según la actividad.

A partir de ahora, el valor del dólar para importaciones será el que surja del dólar Banco Nación (hoy $ 820) más un 17,5% de Impuesto PAIS, lo que da un precio para este miércoles de $ 963,50.

En otro orden, a través de la Comunicación “A” 7918 se lanzó un bono a ser suscripto por importadores de bienes y servicios con deuda pendiente de pago.

La denominación es Bono para la Recuperación de la Argentina Libre (Bopreal) y podrán suscribirlo sólo importadores de bienes y servicios por hasta las importaciones que tengan pendientes de pago hasta el 31 de octubre de 2027.

La moneda de suscripción es pesos al tipo de cambio de referencia publicado por el BCRA en función de la Comunicación “A” 3500 correspondiente al día hábil previo a la fecha de licitación.

El pago será en dólar estadounidense a la amortización y/o con opción/es de rescate anticipado en favor de los titulares. La cancelación de dicho ejercicio de opción solo podrá ser en pesos.

Estos títulos devengarán intereses sobre la base de un año a una tasa anual máxima del 5% a definir en el anuncio de la licitación, que podrá ser pagadera en forma trimestral o semestral en dólares estadounidenses.

Este bono no aplica para las deudas que en otro carácter puedan tener las empresas con el exterior.

Durante el encuentro con los banqueros, Bausili también confirmó que la tasa de interés de Leliqs a 28 días permanece en 133%, mientras que la de Pases a un día se reduce a 100%.

De esta forma, el Gobierno busca que los bancos desanden el camino que tomaron en las últimas jornadas y vuelvan a colocar sus pesos a 28 días para luego buscar una solución de carácter permanente.

La consecuencia directa de esta decisión es que la tasa de interés de plazos fijos seguirá en 11%, muy por debajo de la inflación.

En este caso el riesgo es una salida de depósitos que presione contra la cotización del dólar y expanda la brecha, uno de los desajustes que el gobierno quiere recomponer.

Según trascendió, Bausili también les sugirió a los banqueros que el actual precio del dólar oficial en torno a los $ 800 con actualización de 2% mensual podría ser transitorio.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *