Hasta cuando el gobierno sostendrá los fracasos de la Cámara del Tabaco de Jujuy

 Hasta cuando el gobierno sostendrá los fracasos de la Cámara del Tabaco de Jujuy

El precio del tabaco quedará $7 por debajo de la cotización del año pasado respecto de los U$S 3,78 del 2013, con lo cual la columna vertebral de la economía jujeña  sufre una perdida de $280 millones de pesos para la campaña 2013/14.

Jujuy. 14.02.2014

Todavía esperan algunos ilusos productores,  que se concrete la reunión definitiva para fijar el precio del tabaco, pero en vano cuentan las horas, ya que no habrá cierre protocolar de precio, apenas pueden aspirar a un reajuste cercano a un 7% que deberán negociar con las acopiadoras, con lo cual sumarán un 27% respecto del precio de cierre del año pasado para la B1F, siendo tal ecuación una verdadera catástrofe para el sector, ya que en el medio hubo una significativa devaluación que se comió el 25% del valor del producto, el cual no fue trasladado a precio, quedando el tabaco argentino en este momento como el más barato del planeta, ya que Brasil dio por terminada las negociaciones cerrando a 9,22 reales, siendo la cotización del mismo de  $3,41 pesos, con lo cual su precio comparativo es de $31,44 pesos argentinos, equivalente a U$S 3,93 dólares, es decir casi dos centavos de U$S por encima del precio alcanzado por los productores jujeños la campaña pasada – U$S 3,78-.

Esta es la realidad, el tabaco jujeño es un regalo. El día en que aceptaron el 20% de aumento en pesos como actualización del precio de  la campaña pasada, el sector cavó su propia sepultura, al menos la de la campaña 2013/14, con la cual suman varios años de duelo financiero.

Desde ahora, los productores deberán implorar un reordenamiento del Fondo Especial del Tabaco. Ya no tienen resto para tolerar discursos de vagas gestiones.

Ante la deplorable negociación  del precio del tabaco, precisan un FET  robusto y regular, consecuente con el aumento del precio del cigarrillo y las proyecciones que ya publicó la industria en materia de recaudación, cifras que permitirán constituir un FET por encima de los $2.400 millones de pesos para el ejercicio 2014.

Es decir; si también pierden porcentajes  del otro componente del precio de su producción, no están en condiciones de permanecer en el negocio, por lo cual la Cámara del Tabaco de Jujuy que prometió un año atrás transferencias regulares, hasta el 5 de cada mes, lo cual no sucedió,  quedó absolutamente agotada en su rol.

Ahora dejan en manos de Jorge Capitanich la eliminación de la restricción de los 75 millones de dólares para las transferencias directas de modo de permitir que los recursos del 80% lleguen en forma directa y menos burocrática a cada provincia, pero no deja de ser “Un planteo”, una expresión más del eterno voluntarismo.

Meses atrás La Cámara del Tabaco de Jujuy negaba saldos pendientes de otros ejercicios, cuando fue observada la gestión del FET por un pedido de informe radicado en Comodoro Pi por el Diputado Nacional Miguel Giubergia (UCR) contra Norberto Yahuar ex Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, pero la Cámara ahora divulga en reuniones institucionales que queda un remanente de pago del FET de la temporada 2011/12 por unos 28 millones de pesos, presentando tal vez un premio consuelo para este año a los productores jujeños; señal de un inevitable fracaso en la negociación del precio que se advertirá en los próximos días.

Por lo pronto los productores tabacaleros, engañados, ya que no existe ningún Plan Estratégico  como se manifestaba tiempo atrás, el cual daría previsibilidad a la actividad por los próximos 5 años, presentado varias veces, pero jamás ejercido.

Los productores  ya resignados, deberán atender su supervivencia con su propio Plan Estratégico, más práctico y menos teórico, amparado en sus propias fuerzas,  para enfrentar la campaña 2014, esta vez deberán recurrir al ingenio, a la venta de bienes personales, empeños, canjes, usureros,  etc, ya que el crédito es imposible por las astronómicas tasas bancarias y el Fondo Fiduciario Productivo llega demasiado tarde, si es que llega, ya que la cooperativa no tuvo respaldo financiero a tiempo como para asegurar el precio justo -U$S 3,78-, otro fracaso de gestión institucional e indiferencia gubernamental.

Todo esfuerzo se hará en pos de alcanzar para el próximo año el sueño de la rentabilidad, el cual por estos tiempos quedó suprimida no solo por la inflación que se comió los beneficios de la devaluación, si no por los errores de una dirigencia que no se asume sus impericias.

Pero también los productores son responsables de su cosecha, pues no se atreven a gritar lo que murmuran en voz baja –no solo en la industria se hacen los vivos, también en la dirigencia-, excepto honrosas excepciones.

El  fusible esta vencido y ciclo terminado, el sector precisa luces para quitar el nubarrón oscuro que arrastra la actividad a profundos pasivos desde hace un par de años.

El temor los hace converger en una sola especulación; ahora centenas de productores esperan que el gobierno baje el pulgar a la conducción de la Cámara del Tabaco, una pedida de $7 pesos promedio en una cosecha de 40 millones de kilogramos, representan $280 millones de pesos menos en la provincia, lo cual dinamita la estabilidad del tejido social en el Dpto. El Carmen y San Antonio por la retracción de la actividad, dejando  a la provincia cada vez más crítica en aspectos socioeconómicos, esta vez por factores endógenos, absolutamente prescindibles.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + veinte =