El PRO festeja la maniobra electoral que planea CFK para dividir a la oposición

 El PRO festeja la maniobra electoral que planea CFK para dividir a la oposición
LPO || Creen que favorece la estrategia de Macri y complica a Massa. Los radicales se quejan, pero Cobos también apoya.
La maniobra impulsada por Cristina Kirchner para evitar alianzas opositoras en las próximas elecciones nacionales no sólo es celebrada por los gobernadores oficialistas que necesitan bloquear los acuerdos provinciales del radicalismo con el Frente Renovador o el PRO, sino que llamativamente también se festeja por lo bajo en el partido de Mauricio Macri.

Parece una contradicción pero tiene cierta lógica. Como reveló en exclusiva LPO, lo que intenta el kirchnerismo es evitar que candidatos radicales a gobernador se peguen a las boletas de dos o más candidatos a presidentes (esto es la de Unen más el PRO o el FR). Esto a simple vista complicaría los acuerdos distritales que viene tejiendo Macri, pero en el entorno del jefe de Gobierno porteño creen en cambio que terminará favoreciendo su estrategia nacional.

Fuentes del macrismo consultadas por este medio dijeron que no ven con malos ojos que el kirchnerismo termine avanzando con la modificación de la ley electoral ya que, según argumentan, esto terminará complicando más los planes del radicalismo que los propios.

Es que los dirigentes que trabajan para la candidatura de Macri creen que la limitación del “doble pegado” terminará poniendo entre las espada y la pared a los dirigentes como Alfredo Cornejo o Eduardo Brizuela del Moral que quieren ir con Unen y el PRO. Los macristas sostienen que ante esa situación van a tener que elegir uno u otro camino y terminarán inclinándose por el ex presidente de Boca, que en todas las provincias mide más que Julio Cobos, Ernesto Sanz o Hermes Binner.

Incluso, creen que se inclinarían por Macri aquellos candidatos que también tienen acuerdos con Massa, como el santacruceño Eduardo Costa que podría ir colgado de Unen, el FR y el PRO. En 2011, ya lo hizo con cuatro candidatos presidenciales. En el macrismo, creen que ante la encrucijada de tener que elegir una opción, los radicales (incluidos lo que no tienen acuerdos con el PRO como Gerardo Morales o José Cano) terminarán en la opción no peronista.

Por si acaso, y para que hacia afuera no se vea como mera conveniencia electoral, los dirigentes porteños se encargan de decir que ellos defienden el “espíritu” de las PASO y el fortalecimiento de los partidos políticos. Incluso, se habla de que se habrían producido algunos contactos entre operadores del PRO y del ministro del Interior, Florencio Randazzo, para hablar sobre la nueva reforma.

Esta postura incluso se contradice con la estrategia que el partido tomó en Mendoza. Allí, el presidente provincial del PRO, Gustavo Cairo, anunció que irá a la Justicia para frenar el decreto con el que Francisco Pérez estableció la prohibición de que un candidato a gobernador se pegue a las boletas de dos presidenciales. “Es un abuso, un exceso, además de que es inconstitucional que un decreto avance sobre una ley”, se quejó el senador mendocino. Además del PRO mendocino, también irán a la Justicia sus aliados radicales y del Partido Demócrata.

Además del PRO, otro que sorpresivamente se mostró a favor de la prohibición del doble pegado fue Julio Cobos. El mendocino cree que así podrá lograr su objetivo de mantener unido a Unen detrás de un candidato propio, aunque la prohibición también abre la puerta abierta a la gran primaria opositora que él rechaza.

En una entrevista con el diario El Cronista, el precandidato radical cuestionó la estrategia de acuerdos provinciales y, de paso y sin que le consulten sobre el tema, expresó su apoyo a la modificación. “No veo lógico que los candidatos a gobernadores vayan con dos o tres candidatos a presidentes, porque se rompería el espíritu de las primarias que era terminar con las candidaturas testimoniales y las colectoras”, señaló.

Y también le mandó un mensaje a Alfredo Cornejo, su rival en la interna mendocina y principal impulsor de la alianza con el PRO. “Ahora tiene un problema porque se han reglamentado las PASO y han puesto un límite para que no se puede ir con más de un candidato”, recalcó.

La otra vereda

Los más afectados, sin dudas, son los precandidatos radicales que necesitan el acuerdo con Massa o Macri para ganarle al kirchnerismo. En diálogo con LPO, el precandidato a gobernador de La Rioja por el radicalismo, Julio Martínez, criticó la maniobra y avisó que “hay antecedentes de casos en que la justicia ha permitido ir con más de un candidato a presidente”.

“No nos sorprende ni nos llama la atención que el kirchnerismo haga esto. Sabíamos desde antes que buscaban alguna manera de prohibir los acuerdos provinciales”, indicó el diputado nacional. “Sin dudas que van a querer entorpecer que la oposición se junte, más en un gobierno que piensa que el poder es propiedad de ellos y que están dispuestos a hacer lo que sea para mantenerlo”, continuó.

Martínez aclaró que en el caso de La Rioja están esperando que Beder Herrera defina si desdobla o unifica las elecciones para saber si los afecta la medida que impulsa Cristina. “Lo están presionando desde la Rosada para que unifiquen, acá quieren desdoblar. Estamos muy mal con este tema. A nivel nacional se sabe hace un año el cronograma electoral y acá no sabemos nada, ni la fecha, ni si va a haber ley de lemas, colectoras. No sabemos nada”, se quejó.

La misma postura expresó el formoseño Luis Naidenoff, quien se refirió en particular a la explicación que dio el diputado kirchnerista Jorge Landau. Al salir a desmentir a LPO, el apoderado del PJ afirmó que como está actualmente la ley electoral ya impide el doble pegado por lo que no sería necesaria la reforma. “Se puede, siempre que haya acuerdo previo. Hay jurisprudencia que lo avala”, dijo a Clarín el formoseño, aludiendo a los fallos que en 2011 permitieron la doble boleta.

En Catamarca, donde Brizuela del Moral tiene cerrado el acuerdo con Macri, también salieron a cuestionar al oficialismo. La diputada nacional Myriam Juárez, ladera del ex gobernador, calificó la posible reforma como «una jugada del oficialismo para perpetuarse en el poder», aunque pronosticó que no los afectará.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =