El tabaco es nuestro pasado, presente y futuro

 El tabaco es nuestro pasado, presente y futuro

Día Mundial del productor tabacalero //

Hoy se celebra en todo el mundo el “Día Mundial del Productor Tabacalero”. En nuestro país como en el resto de los países productores del mundo, se trata de un actor clave, en el desarrollo social y económico de las regiones donde desarrolla su actividad desde hace más de 70 años.

La difícil situación sanitaria y económica que transita nuestro país y el mundo “ha resaltado una vez más el papel central que juega el productor tabacalero en nuestra región y en el país, y la necesidad de dirigir los esfuerzos a mejorar su productividad de manera sostenible”, expresó el especialista en tabaco Martín Miguel Llanos.

En este sentido destacó que la actividad productiva que desarrolla el productor tabacalero  “sostiene en el norte del país más de un millón de familias en forma directa e indirecta ya que su efecto multiplicador y dinamizador de la economía hace que miles de pymes, comercios y emprendedores de las siete provincias donde se cultiva puedan seguir trabajando”, remarcó. 

Razón por la cual “es necesario fortalecer este sector productivo que ha contribuido y sigue contribuyendo al desarrollo socioeconómico de la región”, consideró y destacó que la pandemia “puso en evidencia que la agroindustria tabacalera sigue siendo la matriz productiva por excelencia y el pilar fundamental de la economía”, afirmó el referente del sector tabacalero.

Otro punto a destacar “es el modelo de producción logrado a través de un sector organizado donde los productores se encuentran asociados en cada provincia en cámaras, asociaciones y cooperativas, a nivel nacional en una federación, y en el ámbito internacional en una asociación”.

Esto les ha permitido “lograr una producción eficiente de buenos rindes y calidad reconocida en los principales mercados del mundo, y mejorar las condiciones de vida tanto de los productores como de sus trabajadores”. En este sentido “se destacan en materia de responsabilidad social empresaria, llevando adelante diferentes programas sociales y ambientales en beneficio de la niñez y comunidad en general”, enfatizó.

Respecto al futuro de la actividad tabacalera dijo “está en mitad de un proceso de transformación histórica. Todos los sectores empresariales están en plena transformación con el objetivo de reducir el impacto que generan los productos en la salud, en el medio ambiente o en la sociedad. Y el sector del tabaco no es una excepción”.

“En estos tiempos sin precedentes, los cultivadores de tabaco están demostrando una vez más su extraordinaria capacidad de recuperación. Y su compromiso fundamental es alinear el crecimiento productivo con el cuidado del medio ambiente y el progreso social con especial foco en el desarrollo de las regiones donde se cultiva el tabaco. Contribuyendo de esta manera a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, destacó.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 7 =