Embestida final de Kicillof para quedarse con la jefatura de Gabinete

 Embestida final de Kicillof para quedarse con la jefatura de Gabinete

LPOEl ministro quiere dejar a Agis en Economía y reemplazar a Capitanich. Los gobernadores se oponen.

Axel Kicillof aumentó la presión en las últimas horas para convertirse en jefe de Gabinete en y dejar en su lugar a su segundo, Emanuel Álvarez Agis, quien la semana pasada curiosamente fue designado por el ministro de Economía para defender el Presupuesto ante la Cámara de Diputados.

 

Kicillof quiere pasar a la Jefatura de Gabinete para desligarse del desgaste del día a día de la gestión del Ministerio de Economía, un área donde ya casi no quedan buenas noticias para dar. Pero para lograrlo deberá imponerse en la consideración de Cristina a los otros nombres que circulan por estas horas: Mariano Recalde, Julián Domínguez, Sergio Urribarri, Agustín Rossi y hasta Aníbal Fernández.

Reemplazar a Capitanich, consolidaría a Kicillof como el número uno del Gobierno y cristalizaría el estrecho vínculo con Cristina Kirchner que ya tiene en los hechos. En esta última etapa del Gobierno Kicillof concentró un manejo inédito para la historia del kirchnerismo, acaso sólo comparable al que alguna vez tuvo Alberto Fernández en su buenos momentos.

Hoy Kicillof maneja además de Economía, las decisiones importantes de los ministerios de Agricultura y Cancillería, donde ubicó a su gente en lugares claves reduciendo a los ministros Carlos Casamiquela y Héctor Timerman al rol de voceros de lujo. También se quedó con el manejo de la Energía, donde impuso a Mariana Matranga y talla además fuerte el ministro, en Aerolíneas Argentinas e YPF.

Voraz, acorrala a la ministra de Industria Débora Giorgi, a su par de Planificación Julio de Vido y al presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, los pocos funcionarios del gabinete económico que todavía conservan -cada vez más acotados- márgenes de autonomía respecto a Kicillof. Todo eso se terminaría si Cristina lo asciende a la Jefatura de Gabinete y le permite dejar a Agis como sucesor.

De hecho, ese es acaso el dato Central a analizar en el futuro inmediato: Si Cristina lo asciende a jefe de Gabinete pero le saca el manejo de Economía es más lo que pierde que lo que gana. Sería una sorpresa y hasta ahora la progresión de decisiones no van en ese sentido.

53682d1e8be30_660_360!

En efecto, el ascenso de Kicillof a la Jefatura de Gabinete dejaría a Fábrega prácticamente afuera del Gobierno. El titular del Central sufre un acoso permanente del ministro de Economía y de los sectores de La Cámpora que lo respaldan. Incluso, la denuncia penal que enfrenta el hermano de Fábrega, vinculándolo a una mesa de dinero, habría sido impulsada por ese sector del kirchnerismo para desestabilizarlo.

En el peronismo y sobre todo entre los gobernadores, la versión que circuló esta tarde con fuerza, causó enorme preocupación. Acaso el único funcionario que seguía manteniendo un diálogo político con los gobernadores, como reveló LPO, era el desgastado Capitanich, al fin de cuentas un par de ellos.

Por eso, los gobernadores preferirían en la Jefatura de Gabinete a Julián Domínguez y hasya a Aníbal Fernández, hombres de diálogo habitual con el peronismo.

Sin embargo, como relató LPO, el viernes Kicillof sorprendió al viajar a La Plata para recorrer obras públicas junto a Daniel Scioli, en un rol que no era precisamente el de ministro de Economía, sino más bien que pareció un ensayo de su eventual ascenso a la Jefatura de Gabinete.

Esta mañana, Julián Domínguez confirmó que el chaqueño está por dejar su cargo -como anticipó LPO- y negó que él fuera a reemplazarlo, una de las versiones que circulaba desde el Gobierno.

Aunque ya dejó claro que quiere volver a Chaco y hasta presentarse como candidato a intendente de Resistencia, Capitanich permanece por estas horas su despacho preparando con su equipo la presentación en el Senado del miércoles. En la Casa Rosada ya se levantan apuestas sobre si llegará a esa cita.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 1 =