En cuatro años, los precios en el NOA crecieron 330,8%

 En cuatro años, los precios en el NOA crecieron 330,8%

Informe exclusivo RNG // La inflación del mes de mayo 2021, dada a conocer por el INDEC el pasado miércoles, fue del 3,3% a nivel nacional, desacelerando su ritmo respecto a lo registrado el mes previo.

Visto por regiones, el mayor incremento de precios de mayo se vio en el Cuyo (3,6%), y le sigue la Patagonia (3,5%), GBA (3,4%); la Pampeana (3,2%), el NOA (3,2%); y cierra el NEA con 3,1%. Es decir, las regiones que componen en el NEA-NOA experimentaron las menores alzas del país en este mes.

Sin embargo, hay diferentes análisis a realizar de modo tal de determinar el impacto del alza de precios a lo largo de los últimos años.

En primer lugar, hay una alarma en relación a la velocidad del crecimiento de precios en este 2021: tomando el acumulado enero a mayo, en el NEA el alza de precios es 20,2% y en el NOA un 21,9%, y son niveles de incremento muy superiores a los que se observaron en este mismo período pero de 2020, cuando el alza de precios acumulado fue del 13,2% para el NEA y 12,9% para el NOA.

Además, otro de los puntos importantes surge al analizar la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor, es decir, de mayo 2021 contra mismo mes de 2020. En esa comparación, el crecimiento interanual de los precios en el NEA volvió a superar el 50% tras un año de haberse movido por debajo; en el NOA, por su parte, quedó apenas por debajo de ese nivel (49,1%).

¿Qué vemos al analizar los datos hacia atrás en el tiempo?

La nueva serie de medición del IPC del INDEC es de diciembre 2016, por lo cual, podemos ver cuanto crecieron los precios en el período mayo 2017 vs mayo 2021. En el Norte Grande vemos las mayores subas: en el NEA, la suba es del 340,8%, la más alta del país; en el NOA, del 330,8%, la cuarta. En el medio se ubican Cuyo (+340,3%) y Pampeana (332,9%). La media nacional, por su parte, se ubicó en 324,1%.

Alimentos: la inflación que más duele

En la región del NEA, los alimentos tuvieron un crecimiento entre mayo 2017 a mayo 2021 del 377,4%, el más alto de todo el país, dato que se agrava al cruzarlo con otros dos: esa misma región es la que tiene los menores salarios de la región, y donde los hogares deben destinar la mayor porción de sus ingresos solo a la compra de alimentos.

Esa misma situación, en un menor algo menor, la vive el NOA, y en dicha región los alimentos crecieron 361,% en los últimos cuatro años.

Las brechas entre el alza del IPC general regional y de alimentos es muy importante: en el NEA es de casi treinta y siete puntos porcentuales; y en el NOA llega a treinta y un puntos porcentuales. ¿A nivel nacional? «Apenas» el veintiocho puntos. Esto, claramente, marca una problemática que es nacional pero que se acentúa en la región.

El problema de los salarios: hoy son menores a 2017

Entre mayo 2017 y mayo 2021, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a nivel nacional creció un 324,1%; mientras que el índice de salarios a nivel nacional lo hizo en un 245,8%. Vista esta brecha, no queda mucho por decir en relación a la enorme pérdida de poder adquisitivo de los argentinos.

Dicho índice de salarios elaborado por INDEC no permite discriminar por regiones, por lo cual, para analizar el comportamiento precios vs salarios para el NEA-NOA tomaremos la información relativa a las remuneraciones de los asalariados registrados del sector privado .

¿Qué nos muestran esos datos? Entre mayo 2017 y mayo 2021, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la región del NEA creció un 340,8%; pero las remuneraciones de los trabajadores privados formales lo hicieron en solo un 251,5%. En el caso del NOA no cambia demasiado la situación: el IPC creció 330,8% en ese período, y las remuneraciones privadas un 253,4%. En ambos casos, la pérdida de poder adquisitivo es notable, y se comprueba aún más al calcular el salario a precios constantes.

Con base en año 2016, el salario privado formal de mayo de 2017 en moneda constante fue de $15.584 en el NEA y de $15.452,7 en el NOA; a mayo 2021, en moneda constante, es de $12.494 para el NEA, y $12.607,5 para el NOA. Es decir, hay una caída del salario real del 20% en el noreste y del 18% en el noroeste.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − dieciseis =