Esquivel acompañó a los vendedores ambulantes, resistieron otro intento de desalojo

 Esquivel acompañó a los vendedores ambulantes, resistieron otro intento de desalojo

Esta mañana el diputado del Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (FUyO), Juan Manuel Esquivel, estuvo junto a los vendedores ambulantes en Puente Lavalle que resistieron un nuevo intento de desalojo por parte de la Municipalidad a cargo del intendente radical Raúl “Chuli” Jorge. Los trabajadores denunciaron que la intendencia no les ofrece ninguna alternativa y quiere “erradicarlos” de la vía pública como “si fueran ratas”, según expresó Marcela Vargas, referente de la Asociación de Trabajadores Ambulantes y Vendedores Independientes (ATAVI).

IMG_2157 (1)

Rita, es una de las vendedoras ambulantes que enfrentó a los Inspectores Municipales al grito de “queremos trabajar”. Tiene 4 hijos. “Como mamá soltera me desespera esta situación. Yo salgo a la calle a vender y si me sacan de acá mis hijos no comen. Esta semana tuve que llevar a mis hijos a las ollas populares que hicieron porque no pude salir a trabajar. Me quede sin trabajo y mis hijos no tienen para comer. Ahora que vuelven a clases no sé cómo voy a mandarlos a la escuela”, relató. Rita vende bijouterie. Obtiene alrededor de 300 o 400 pesos diarios de los cuales sólo le queda la mitad.

María, otra vendedora, trabajaba en casas de familia hasta que se enfermó. Tiene cáncer. No puede levantar peso. Vende cortinas y algo de ropa sobre una manta que ocupa menos de un metro de vereda. “Lo que yo necesito es trabajar. Mantengo a mi hija y a mi familia. Y la municipalidad de pronto viene y nos quiere sacar. No sé en qué molestamos”, dijo. Como alternativa, comentó, piden que les den un espacio a la vera del río, dispuestos a limpiar el espacio, hoy por hoy lleno de basura. “Los vendedores podemos limpiar todo eso y mantenerlo. Yo veo que ellos quieren esconder la pobreza”, reclamó.

La referente de ATAVI, Marcela Vargas explicó: “Nosotros estamos aquí resistiendo el desalojo porque el municipio está dejando sin trabajo a 1500 personas que ha censado durante  estos meses. Dicen que no podemos ocupar la vía publica, que somos trabajadores ilegales. Nosotros nos consideramos trabajadores precarios porque trabajamos con las inclemencias y como podemos en cualquier lugar donde podamos vender”. A algunos vendedores, señaló Vargas, les ofrecen trasladarlos a las ferias de Alto Comedero. Sin embargo, señaló, “el vendedor busca los lugares donde transite la gente para poder trabajar. Le propusimos al municipio que nos de una reubicación más viable, detrás del neuropsiquiátrico que está en Mariano Moreno, donde podemos organizar una feria de la economía popular con todos los minoristas que tenemos esta problemática”. Y agregó: “el municipio está erradicando la venta ambulante, como si fuéramos ratas, basura, porque nos tratan de vendedores callejeros porque ocupamos la vía publica y perjudicamos al ciudadano cuando no es así. Estamos ahora apostados en el puente Hipólito Irigoyen, entre Lavalle y Necochea que fue toda la vida el meadero de toda la ciudadanía. Aquí hemos recuperado este lugar donde hacemos una mini feria donde somos 50 familias que trabajamos y sabemos que cada compañero que trabaja lleva el sustento para su familia día a día y con eso solamente puede sobrevivir”.

El diputado Juan Manuel Esquivel dio cuenta de la problemática de los vendedores ambulantes en el contexto de las políticas que está implementando el municipio y la provincia. “Los trabajadores nucleados en ATAVI están demandando un lugar y un espacio de trabajo y la municipalidad les ha prohibido utilizar la vía pública para vender sus productos. Son manteros, viven de vender medias, productos para el cabello, entre otras cosas. Es un negocio para la subsistencia. Nosotros tenemos que hablar de eso, hablar de una provincia que tiene hambre, que en 10 años no habíamos visto en Jujuy porque vía subsidio, vía programas sociales, nacionales o provinciales, se atendían las necesidades de la gente, particularmente de la comida, y eso es lo que hoy no se está produciendo en la provincia. La cantidad de vendedores ambulantes que se ha incrementado en estos meses nos indica que hay una economía muy de subsistencia, una economía destrozada. La gente sale a comercializar lo que puede en la medida de lo que tiene. Hoy las decisiones de la Municipalidad están fundadas en un criterio estético y no ético, están fundadas con el criterio de limpiar la ciudad para verla bonita y no en el criterio ético de decir primero resolvamos el hambre de la gente, trabajemos por eso y luego veamos de que modo vamos a solucionar los problemas estéticos en función del turismo. Este es el tema central que se debate hoy aquí que es un trabajo de subsistencia versus una política municipal del gobierno Pro que gobierna la provincia que busca licuar toda la política social, limar las posibilidades de consumo y con eso también incrementar el hambre en la provincia e incrementar la desocupación”, explicó.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =