Falleció otro trabajador de Ledesma

 Falleció otro trabajador de Ledesma

Se trataba de Humberto Miranda, quien prestaba servicios en la Gerencia de Producción de Frutas y Jugos. Ayer, Ledesma se reunió nuevamente con el SOEAIL para tratar de acordar medidas de refuerzo en la lucha contra el COVID-19. La empresa ya dispensó a más de 1000 operarios de concurrir a las fábricas y labores de campo.

(Libertador General San Martín, 13 de agosto de 2020) Ledesma informa con gran tristeza que debido al COVID-19 falleció Humberto Miranda, quien prestaba servicios en la Gerencia de Producción de Frutas y Jugos desde el año 1994 y se encontraba de licencia sin concurrir a trabajar por pertenecer a grupo de riesgo. Desde la empresa hemos tomado contacto con su familia para acompañarlos en este difícil momento y brindarles todo nuestro apoyo.

Mañana realizaremos un nuevo homenaje de recuerdo y respeto por los 8 trabajadores de Ledesma que han perdido la vida por COVID-19, así como por todos aquellos fallecidos de la comunidad de Libertador General San Martín y localidades vecinas.

Reunión con el SOEAIL

El miércoles 12 tuvo lugar la última reunión entre la empresa Ledesma y el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (SOEAIL), en el marco de la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo de Jujuy.

La empresa propuso trabajar en la conformación de subcomités conjuntos con el sindicato en las áreas del ingenio, de manera que relevaran semanalmente el seguimiento y cumplimiento de los protocolos. A esto se sumaría la posibilidad de que el SOEAIL presentara propuestas de mejora a través del Ministerio de Trabajo de Jujuy en el marco del COE. La parte sindical rechazó la propuesta, en contraposición con algunos delegados y trabajadores que en la actualidad ya están aportando sus observaciones en forma individual contribuyendo a mejoras concretas.

Otro de los puntos que se trató respondió al pedido del sindicato de realizar testeos masivos a todo el personal. Ledesma respondió que se ajusta a los que disponen los protocolos nacionales y provinciales sobre el tema. Actualmente se asume a todo caso sintomático como Covid19 positivo, aun cuando no se haya realizado test o exista demora en su resultado. También se asume como COVID-19 positivo a los convivientes. La cuarentena de aislamiento es de 14 días. Finalmente el alta del paciente asintomático y sintomático leve es a los 14 días, sin necesidad de PCR. Por último, testear a todos los trabajadores sería improductivo porque habría que volver a hacer la muestra a los pocos días. Con estos criterios, la empresa ya lleva realizados más de 620 testeos en los casos en que si correspondía.

Ledesma le propuso al SOEAIL licenciar a aquellos trabajadores mayores de 62 años que así lo solicitaran, con un pago no remunerativo del 40% del salario, dado que como son esenciales para el funcionamiento del establecimiento, deberían ser reemplazados con otros trabajadores. El sindicato no quiso avanzar en esa propuesta. Cabe aclarar que la mitad de los trabajadores mayores de 60 años en la actualidad han sido exceptuados de prestar servicios dado que están incluidos en el grupo de riesgo, según lo establece la normativa vigente.

Ledesma también propuso otorgar licencias a 10 trabajadores que estuvieran al cuidado de familiares de riesgo, incluyendo el pago de una suma no remunerativa del 30% de su salario. El SOEAIL tampoco aceptó la propuesta.

Lamentablemente, el único aporte que hicieron los representantes del SOEAIL fue la queja y el rechazo a cualquier propuesta que presentara la empresa. Afirmaron que los protocolos de Ledesma eran buenos «pero mejorables», se negaron a efectuar propuestas y rechazaron todas las iniciativas de la empresa. Es de lamentar que el sindicato afirme una supuesta falta de voluntad de Ledesma para constituir un comité mixto, cuando tal como se indica más arriba la empresa propuso una metodología de control conjunto pero el gremio la rechazó de plano y ni siquiera aceptó hacer una experiencia de prueba. Más aún, el mismo sindicato que denuncia un supuesto incumplimiento empresarial de los protocolos es el mismo que le pide a la empresa levantar las sanciones que esta impuso a aquellos que los incumplían, algunos de ellos delegados del SOEAIL.

Ledesma ya dispensó a más de 1000 trabajadores de concurrir a su lugar de trabajo, lo que implica una disminución superior al 30% en la circulación interna.

Ledesma seguirá trabajando para mejorar día a día el cuidado de todos sus trabajadores, con las acciones e inversiones que viene informando cada semana, como la incorporación de nuevos médicos y enfermeros, la implementación de telemedicina, una ambulancia para atención de emergencias y traslados con médico y enfermero las 24 horas, servicio de atención psicológica, provisión de termómetros, oxímetros y alcohol a los trabajadores aislados o en tratamiento, y la donación de insumos y equipamiento por $5 millones al Hospital Orías y otros centros sanitarios de la región, entre otras medidas.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − siete =