Gerardo Morales, sobre el micro con pasajeros extranjeros que viajó de Jujuy a Buenos Aires: “No estamos echando gente por la borda”

Este jueves fue detenido un micro de larga distancia con 61 pasajeros, la mayoría extranjeros, que estaba circulando a pesar de que se encuentra en vigencia el decreto de aislamiento preventivo y obligatorio por el coronavirus. Había salido ayer a la mañana desde La Quiaca y contaba con el permiso para circular de Pablo Palomares, secretario de integración regional de Jujuy.

A bordo iban ciudadanos de Perú, Venezuela, Brasil y Colombia. También algunos argentinos. De acuerdo a la autorización que portaban, el micro tenía como destino las Embajadas de Perú, Bolivia, Venezuela y de Brasil, como así también la estación de micros de Retiro, porque aparentemente pretendían regresar a sus países de origen.

Sin embargo, ayer, distintas organizaciones de derechos humanos habían denunciado que los pasajeros del micro habían sido subidos al micro de forma compulsiva por el gobierno de Jujuy y presentaron un habeas corpus ante la justicia federal de esa provincia que fue rechazado en primera instancia.

“Estas personas habían ingresado a la Argentina para radicarse aquí o habían llegado hasta La Quiaca para abandonar el país, justo antes de que las fronteras fueran cerradas”, sostuvieron esas organizaciones a través de un comunicado.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, negó la acusación: “Nosotros no estamos echando gente por la borda en el marco de esta crisis, provenga de donde provenga, sea del país que sea. Acá hay distintas situaciones. Todos los pasajeros hicieron la cuarentena en La Quiaca. Fueron alojados en hoteles, se les proveyó de alimentos y se les garantizó las condiciones sanitarias”.

Morales detalló la situación de los pasajeros y explicó por qué decidieron autorizar el viaje hacia Buenos Aires. “En el caso de los brasileños tenemos el pedido por escrito de que quieren que estén en la Embajada. Lo mismo con los peruanos. Fueron trasladados bajo esa condición”, sostuvo.

Y continuó: “En el caso de los colombianos, en su Embajada tienen conocimiento de su situación y les dieron el aval (para viajar a la sede diplomática) pero no tenemos una constancia escrita”.

En total, son 22 los ciudadanos de Colombia que viajaban en el ómnibus. Se trata de hinchas del club Independiente Medellín, que hace unas semanas atrás jugó en Buenos Aires contra Boca. “Cuando estaban volviendo a su país, los agarró el cierre de fronteras”.

 Play
Los hinchas colombianos se filmaron dentro del ómnibus (Video: gentileza @EduardoLuisFut)

Por último, los ciudadanos venezolanos (21 en total) son migrantes. “Ingresaron por Bolivia y estaban en tránsito hacia Buenos Aires. Y querían ir a Buenos Aires. De modo tal que no se ha vulnerado la voluntad de nadie. No tiramos gente por la borda. Ninguno quería estar en Jujuy, no veían las horas de volver a sus casas. Como sucede en todos los países del mundo”, aseguró Morales a TN.

El mandatario también afirmó que el traslado de los 61 pasajeros contó con la voluntad y la autorización de organismos de derechos humanos. “No fue una cosa escondida a la noche. Estamos cuidando a las personas. El cien por ciento de las personas hicieron la cuarentena”.

Los hinchas colombianos cumplieron el aislamiento en el Comedor Mickey, espacio del municipio quiaqueño, mientras los venezolanos fueron hospedados en las oficinas de la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes.

Desde la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), que intervino esta tarde en el operativo policial, informaron que “el personal migratorio pudo constatar que 9 extranjeros, de nacionalidad colombiana, ingresaron a territorio nacional por pasos no habilitados y se les iniciará el proceso de expulsión del país”.

«El resto de los extranjeros se encuentran en condición regular, ya que entraron a territorio argentino como turistas en fecha previa a la prohibición de ingreso al país por el Decreto de Necesidad y Urgencia 274/2020, prorrogado por el DNU 331/2020″, agregaron desde la Dirección dependiente del Ministerio del Interior.

Debido a las irregularidades y falta de documentación, en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 10, a cargo de Julián Ercolini, se inició una investigación para averiguar la identificación de los pasajeros, las condición sanitaria de los mismos y los destinos a los que se dirigían en Buenos Aires.

Al ser atendida por el SAME, una de las pasajeras presentó un cuadro febril, por lo que se activó el protocolo por Covid-19. La mujer, de nacionalidad peruana, fue trasladada al Hospital Pirovano.

A su vez, Ercolini dispuso que los dos choferes y el pasaje fueron derivados a tres hoteles porteños: los venezolanos al Rochester (Esmeralda 556), los colombianos y los argentinos al sindical del Fatsa (Dean Funes 1242), y el resto al Viasui (Viamonte 960). Allí cumplirán la cuarentena obligatoria.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + diecinueve =