Golondrinas del NOA llegan al sur del país para la cosecha de manzanas y peras

 Golondrinas del NOA llegan al sur del país para la cosecha de manzanas y peras

Región Norte Grande || Entre 15.000 y 16.000 trabajadores provenientes de provincias del Norte Grande (NEA-NOA) llegan a Neuquén y Río Negro para trabajar en la fruticultura, que depende en gran parte de este “aluvión” para garantizar las tareas de poda, raleo y cosecha en las chacras.

Por estos días arribaron a los establecimientos frutícolas de San Patricio del Chañar colectivos con personas llegadas de varias provincias del NOA (particularmente Tucumán), quienes vienen al Valle a trabajar la temporada.

El gremio Uatre, tras arduas negociaciones el jueves pudo finalmente cerrar el acuerdo salarial que, básicamente, significó subir en un 35% la jornada, llevando el monto a 634,90 pesos.

“Desde el año pasado están llegando trabajadores para las tareas de raleo y, ahora, una semana antes de la cosecha de la pera, ya estaban acá. Todos los años tenemos la llegada de trabajadores golondrina del norte, que oscilan entre los 15.000 y 16.000 entre Neuquén y Río Negro”, explicó el referente de Uatre en Neuquén, Omar Figueroa.

Señaló que esta temporada “faltó mucha mano de obra para las tareas de poda” pero reconoció que “sin la mano de obra de estos trabajadores se complicaría mucho el levantamiento de la cosecha”.

“La caída de la actividad petrolera ha sido en los últimos meses, por lo que no hemos notado diferencia en cuanto a que trabajadores de la zona ingresen ahora a las chacras. Yo creo que lo vamos a notar en febrero, marzo, cuando tenemos un control con la obra social por las altas y bajas de la AFIP”, indicó.

A partir de una resolución del gobierno nacional, el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) de Gerónimo Venegas volvió a tomar control de la fiscalización de los establecimientos rurales, que en 2012 había pasado a manos del Renatea (Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios).

Oscar Galassi, delegado del Renatre en Neuquén, indicó que a fines de diciembre se hicieron controles junto a la Subsecretaría de Trabajo en chacras de la zona y se detectó un caso con irregularidades en un establecimiento frutícola de El Chañar. “Había trabajadores en malas condiciones y tercerizados, algo que está prohibido. Lo que nosotros controlamos es que tengan la libreta de trabajador, lo que significa que están registrados”, explicó.

Se relevaron 13 trabajadores rurales, detectándose irregularidades salariales, promesas de pago incumplidas y malas condiciones habitacionales.

A partir de una resolución nacional, el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores volvió a controlar el trabajo en las chacras.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =