Incorporan garantías medioambientales al acuerdo «Carne de Cerdo para China»

 Incorporan garantías medioambientales al acuerdo «Carne de Cerdo para China»

El avance del acuerdo con China para instalar, según el gobierno nacional, en varias provincias del Norte Grande (NEA-NOA), más de 20 mega granjas de criaderos de cerdos destinadas a la exportación de carne porcina al gigante asiático, distintas agrupaciones ecologistas se pusieron en alerta ante el riesgo ambiental que significa la producción ganadera a gran escala, temores agravados por el surgimiento del Coronavirus.

En consecuencia, el gobierno decidió incluir en el memorándum de entendimiento con China artículos donde queden expresamente definidas las normas de preservación del medio ambiente aunque, aclararon desde Cancillería, las leyes vigentes argentinas son lo suficientemente rigurosas para evitar daños en el entorno donde se instalarán las granjas.

Cancillería confía en alcanzar un acuerdo con China para noviembre y rubricar el memorándum de entendimiento en la Feria Internacional de Shanghái, donde Argentina es invitada de honor.

Es que en caso de que las megagranjas no se instalen en el país, China podría mudar el proyecto a Brasil o Paraguay generando una doble pérdida; por un lado, una inversión que ronda los u$s 3.500 millones y empleo directo para unas 9 mil personas y por el otro, que el impacto ambiental que se genere en los países vecinos repercuta igualmente en territorio argentino sin poder hacer control de daños.

Además, aclaran desde el oficialismo, que países como Alemania o Dinamarca cuentan con establecimientos similares a los que se instalarían en Argentina; granjas porcinas de circuito cerrado que abarcan toda la cadena, desde la producción agrícola para la elaboración del alimento balanceado hasta el procesamiento en frigorífico mientras que los desechos se destinan a la generación de biogás para los criaderos y compost orgánico.

Otro punto crítico que denuncian los ambientalistas es el del maltrato animal que en el caso de los cerdos, por ecuación económica, el estrés debe reducirse a la mínima expresión: para lograr carnes de calidad y evitar mortandad durante la cría, es fundamental el menor nivel de estrés posible, explicó el especialista.

Desde otra óptica, sectores ligados al campo como Pedro Peretti, plantean un «modelo autóctono de chacra mixta» donde la producción porcina no se concentre en mega granjas sino que se distribuya en distintas provincias a través de pequeños y medianos chacareros en unidades productivas más chicas de hasta 200 madres.

Desde Cancillería, explicaron que este esquema sería inviable porque lo que busca China es un stock constante, de una magnitud tal que para responder a la demanda con la calidad y los controles sanitarios que se requieren podría poner en riesgo el negocio. Además de que el gobierno oriental busca tener unos pocos interlocutores para hacer más dinámica la provisión.

Por otro lado, otro de los temas fundamentales del acuerdo fue la condición de que en el plan de inversiones puedan participar capitales nacionales, requisito que fue incorporado a pedido del gobierno argentino.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *