Intendentes sospechan que Romarovsky arroja trabajadores desocupados rurales a los municipios

 Intendentes sospechan que Romarovsky arroja  trabajadores desocupados rurales a los municipios

En la zona de los valles la demanda de planes y empleo público comenzó a presionar sobre las intendencias como en el 2001.  Las demoras en la activación de los programas (MinAgri) para fomentar la agricultura familiar, es una maniobra que favorece el clientelismo, para cuyo fin debilitan aún más a las economías regionales (tabaco, azúcar, horticultura, citrus, etc).

Jujuy || 01.06.2015 ||  Nuevamente llegó el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Ing.Carlos Casamiquella a Jujuy. Esta vez lo hizo para inaugurar el V° Congreso internacional de Quinua y Cereales Andinos.

El Ministro no realizó ningún anuncio destacado para las economías regionales de la zona, cuando el mismo celebró un año y medio atrás la devaluación instrumentada, considerando que era un significativo paso para que las economías extrapampeanas sobre todo, recuperen competitividad, sin la cual la subsistencia se hacía imposible.

Sin embargo el mismo aseguró que aquel efecto fue efímero porque el gobierno no contuvo la famélica inflación, con lo cual los Programas orientados a reactivar al sector tabacalero y cañero eran vitales, como también los orientados a fomentar la profesionalización de la agricultura familiar y su inserción en el mercado con desarrollo de agregado de valor en origen.

Pero de la parafernalia de suscripciones, fotos y reuniones, apenas si se ejecutó en 10%, recayendo la responsabilidad en el Ministro Gabriel Romarovsky, quien se dice desde agricultura de la nación no entiende la línea política que imparte el gobierno de CFK, produciendo un grave daño en las actividades que sostienen gran parte del tejido social en el interior de la provincia.

Al menos estas conclusiones son compartidas por los funcionarios de la zona de los valles, donde el ministro pese a rubricar los anuncios, nunca llega con una sólida asistencia, en cambio si se escucha hablar de los desaires permanentes a los tabacaleros y cañeros.

También se afirma que como consecuencia directa de su inacción estratégica, muy diferente a su reciente ocupación política a la cual dedica más interés, confirmando que su nombre parece en los borradores de la lista de diputados provinciales del FPV.

Con ese fin, al parecer Romarovsky ha desatendido la elaboración del plan estratégico agropecuario, optando por tomar parte de programas enlatados orientados a pequeños productores de diferentes actividades agrícolas, promoción de pequeños créditos y asistencia con programas que poseen mas perfil de planes sociales que de soporte financiero para los productores. Medidas de un erróneo impacto, ya que tampoco cumple con las promesas, según denunciaron los ya angustiados beneficiarios.

En definitiva, el Ministro en vez de garantizar ayuda directa a los productores, por ejemplo en temas de tabaco, privilegia asistencias ilegales a una de las principales acopiadoras (cooperativa), la cual esta cooptada por fondos buitres que le instalaron una administración para recupero de préstamos usureros, justamente porque los programas nacionales prometidos jamás llegaron FONDEAR, FONCAP, FONPLATA, .REPRO, FONAPYME, etc.

El ministro confunde salvar la producción tabacalera, con salvar a dirigentes de cooperativa que disfrutan de gruesas ventajas, dejando al resto de los productores librados a sus propias pericias para enfrentar la presión tributaria, obligaciones previsionales y apremios bancarios.

En cuanto a los cañeros, que a principios de año fueron castigados por la baja del bioetanol por disposición de la Secretaría de Energía y la sobresaturación del mercado nacional por dificultades para exportar, no encuentran en Romarovsky una voz firme que defienda los intereses de los productores cañeros.

En cuanto a los productores pequeños de polos hortícolas, siguen esperando los programas para desarrollar sus mercados y agregado de valor. Todas están inconsistencias se tradujeron en cierres de fincas, con personal expulsado a las calles, sobre cargando la demanda social en los municipios, los cuales deben resolver temas de viviendas, terrenos y trabajo de los empleados rurales desplazados porque ninguna actividad agrícola en Jujuy es rentable, ante la impericia probada del Ministerio de la Producción de Jujuy.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =