La CGT ratificó la marcha del 22 de agosto contra el Gobierno, a pesar del resultado favorable de las PASO para Cambiemos

 La CGT ratificó la marcha del 22 de agosto contra el Gobierno, a pesar del resultado favorable de las PASO para Cambiemos
IProfesional.Com || La central confirmó la movilización a Plaza de Mayo para el próximo martes en repudio al modelo económico del Ejecutivo. Tras las elecciones, los «Gordos» habían propuesto suspender la medida de fuerza, pero se quedaron sin respaldo. Mientras, la entidad busca soluciones para evitar una fractura.

La movilización del 22 de agosto que convocó la CGT contra el Gobierno no se mueve, a pesar de que el resultado de las PASO «avaló» a Cambiemos a nivel nacional.

Este miércoles, tras una reunión de varias horas que mantuvieron los dirigentes de la central, el triunviro Juan Carlos Schmid anunció la ratificación del a marcha a Plaza de Mayo para el próximo martes en rechazo a las políticas económicas del Gobierno.

«Se ha ratificado lo resuelto en el plenario nacional de Ferro, para convocar a una movilización de protesta el martes 22 a Plaza de Mayo, con la agenda que es de público conocimiento», señaló Schmid, acompañado por los jefes cegetistas Carlos Acuña y Héctor Daer.

La decisión se tomó tras una reunión del Consejo Directivo realizada en la sede de Azopardo 802.

Schmid indicó que la protesta del martes próximo se llevará a cabo «a partir de las 15, para que termine antes de las 17″, además de aclarar que la iniciativa contará con «oradores» de la central.

Interna
Tras las PASO, el sector de los «Gordos» había hecho pública su intención de suspender la marcha.

Esto agudizó la interna entre los sectores dialoguistas y los combativos.

En este contexto, y mientras se desarrolla el encuentro, fuentes sindicales habían adelantado en la previa a iProfesional: «La marcha se realizará«.

«Si algún dirigente no quiere acompañar esta movilización, que se lo explique a sus trabajadores”, indicó Pablo Moyano, secretario general de Camioneros.

Y añadió: «La marcha está ratificada y va a ser una marcha multitudinaria que va a estar acompañada por los compañeros de la CTA, la Corriente Federal, los movimientos sociales y gran parte de la CGT«.

Esto implica que la decisión de llevar a la CGT a una ruptura quedó en manos de los «Gordos» -entre los que se destacan Héctor Daer y Armando Cavalieri, por citar dos ejemplos-.

Una posible salida, que al menos postergaría la fractura, es que la facción que no está de acuerdo con la medida de protesta contra el Gobierno decida enviar a algún dirigente pero no movilice el próximo martes.

El detonante
Los resultados de las PASO agudizaron los problemas internos de la CGT.

A dos días de las elecciones, se abrió una fuerte disputa en la CGT en torno a la movilización que había fijado para el 22 de agosto en protesta contra las medidas económicas del Poder Ejecutivo.

El sector de los “Gordos” consideraron que las PASO dejaron mejor parado al Gobierno de lo que pronosticaban las encuestas y que avanzar con la marcha de protesta sería ir a contramano del pronunciamiento de las urnas.

El secretario general del gremio UPCN, Andrés Rodríguez, aseguró este martes que la CGT analizará la posibilidad de suspender la movilización. Pero el sector más combativo afirma que la medida de protesta no se modificará, lo que tensa el equilibrio interno en la central obrera.

Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato de la CGT, salió al cruce de las versiones: “La probabilidad de que se haga la movilización es total, de un 100%«.

Además, el secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento advirtió que los gremios que declinen concurrir a la manifestación estarán «vulnerando la decisión que tomaron en el último plenario nacional de secretarios generales» de la CGT.

En declaraciones radiales, Rodríguez admitió que existen «opiniones divergentes» dentro de la central obrera luego de las PASO y explicó que intentarán «unificar a través de una síntesis que contenga a todos».

En ese sentido, el sindicalista analizó que «la situación en algunos sectores, sobre todo en el trabajo, es bastante negativa y difícil» y que «aún no ha habido una clara señal esperanzadora para estos sectores».

«La situación de deterioro no comenzó ahora, viene de antes -aclaró-. Pero hasta ahora se ha agravado, no se ha mejorado. Hay sectores industriales que están atravesando situaciones de cierre, de despidos, de suspensiones, de pérdida de poder adquisitivo. También hay sectores con problemas de trabajo o de trabajo precario. Todo esto no se ha mejorado», añadió el sindicalista.

Pero el buen desempeño de Cambiemos en las primarias en todo el país quitó fuerza a los planteos de los líderes sindicales que impulsan la marcha. Y creció la de aquellos dirigentes con vínculos con el Gobierno.

La marcha podría realizarse sin el apoyo de los Gordos lo que implicaría un quiebre difícil de reconstruir. La ruptura, en ese caso, sería «de hecho».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + seis =