La enterocolitis de Cristina, caso único o humo

 La enterocolitis de Cristina, caso único o humo

Este jueves (20/11) a la mañana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó que la primera aparición pública de Cristina tras haber sido internada en el sanatorio Otamendi por un cuadro de sigmoiditis, será el martes (25/11) en el encuentro que realizará la Cámara Argentina de la Construcción en el Hotel Sheraton de la Ciudad de Buenos Aires, donde hablará cerca de las 19hs. Romperá así 26 días de silencio y reclusión por la internación y los 10 días de reposo en Olivos, demasiado por una enterocolitis que puede tratarse con los 10 días de reposo, dieta y medicación, pero no en casi 1 mes. La cantidad de días guarda relación con el reposo de 33 días que tuvo la mandataria para evitar el stress cuando fue intervenida por colección subdural crónica. Por ese lado estarían los verdaderos problemas.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La última aparición pública de Cristina fue el 30 de octubre pasado, en el congreso de empresarios metalúrgicos en Parque Norte. Ese fue el recordado discurso donde dijo que Argentina «no es Disneyworld» y cuestionó las «profecías apocalípticas que se buscan instalar, para generar malas expectativas que terminan afectando a la economía, y quienes tienen estas visiones apoyan a determinados candidatos«.

Tres días después, el 2/11, la primera mandataria fue internada en el Sanatorio Otamendi por un cuadro febril. Según informó la Unidad médica presidencial, la Presidente presentaba «un cuadro febril infeccioso» y que «debido a ello se decidió su internación para estudio y control«.

Al día siguiente, la información seguía siendo escueta –hasta su externación sería así- pero el diagnóstico mutó a «un cuadro febril infeccioso con bacteriemia«. «Se realizaron estudios complementarios queconfirmaron el diagnóstico presuntivo de sigmoiditis«, dijeron los médicos Marcelo Balleteros y Daniel Fernández.

El 5/11, se informó que cristina “se encuentra estable«, pero que seguirá internada y estará en reposo 10 días después del alta.

Luego, hubo partes médicos los días 6,7,8 y el 9 cuando recibe el alta y decide trasladarse a la quinta de Olivos.

El 6/11 se supo que Cristina estaba “con dieta especial, cumpliendo tratamiento sintomático y antibiótico y que continúa internada para completar el tratamiento, con control clínico y estudios de rutina».

El 7/11 se repite que está «estable, con dieta especial y cumpliendo tratamiento«.

El 8/11 la novedad es que “presenta buena evolución clínica e imagenológica”.

El 09/11, las versiones sobre la salud de Cristina crecían y se informa que recibió el alta y se indicó que hará reposo unos días antes de retomar su agenda. Además se precisó que seguiría «con tratamiento antibiótico, dieta especial, y reposo en Olivos”.

La información sobre la Presidenta se va dosificando. El 12/11 reaparece en la red social Twitter, donde anunció el retiro de la candidatura de la embajadora Susana Ruiz Cerutti a la Corte Internacional de Justicia. No entra en polémicas, como suele hacer en ese medio. Sólo se limita a unos pocos tuits informativos.

Ya en Olivos, empieza a recibir funcionarios y firma decretos. El 14/11 vuelve a las redes y difunde los anuncios de obras e inversiones para Santa Cruz. Apenas se queja de la falta de difusión mediática.

El 16/11 aparece una encuesta del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) que le otorga una imagen positiva para el 49,3% de la ciudadanía. Las cifras se publican en Página/12.

El 18/11, mientras sigue sin reaparecer, se informa oficialmente que Cristina “mantuvo una serie de reuniones en la quinta Olivos”. Recibió a miembros del gabinete, entre ellos a los ministros de Planificación y Economía y al presidente de YPF.

En todos los días en que se informó oficialmente que Cristina estaba activa en Olivos, no hubo ninguna imagen.

Finalmente, este 20/11 se confirmó el regreso de Cristina para este martes 25 por la tarde, en el encuentro que realizará la Cámara Argentina de la Construcción en el Hotel Sheraton de la Ciudad de Buenos Aires.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que esa será la primera aparición pública de la Presidente tras haber sido internada en el sanatorio Otamendi por un cuadro de sigmoiditis.

Algunos datos llamativos: Antes de la internación de Cristina el Gobierno debió salir a disipar rumores sobre la salud de la presidenta ante la alarma que generaron rumores periodísticos que indicaban de una inminente internación. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que estaba «extraordinariamente bien de salud y muy activa en el trabajo cotidiano«. Pero a los pocos días ocurrió la internación.

Las versiones indicaban que Fernández se disponía a ingresar al hospital de la Fundación Favaloro, para un chequeo relacionado con la operación a la que debió someterse en octubre pasado, debido a un hematoma en la cabeza.

Esa vez tuvo 33 días de ausencia para controlar el stress, ese problema habría regresado.

Jorge Asís, el 14/11/13 anticipaba algo: “Interrumpir la sobreactuación del descanso, que oficialmente se extiende hasta el lunes 18. Podría, también, La Doctora, utilizar el pretexto de la salud deteriorada para irse. Y que las minas antipersonales le estallen al continuador. “Pero aunque tenga el ánimo por el piso, rajarse no está en su naturaleza”.

Mientras se aguarda la total recuperación, la remontada del ánimo, La Doctora tiene que controlar, en adelante, la magnitud del stress”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 17 =