La inversión prometida para el NEA-NOA está por debajo del promedio para llegar a los u$s 16.000 millones

Entre 2016 y 2017, la inversión en infraestructura vial y de transporte para conectar el Norte Grande (NEA-NOA) está por debajo del promedio para llegar a los u$s16 mil millones, según Chequeado.com, no obstante podría aumentar más en el último tramo de la gestión de Cambiemos.

“[Vamos a lanzar el] Plan Belgrano, que arranca de u$s16 mil millones de inversión en infraestructura para conectar el NEA-NOA con el resto del país”, prometió el presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante el debate presidencial con el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, en 2015, en referencia al plan que beneficiaría a diez provincias: Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

Al finalizar el primer año de su Presidencia, la inversión en infraestructura vial y de transporte para conectar el Norte Grande estaba por debajo del promedio para llegar a los u$s16 mil millones. Un año después, el balance es el mismo, aunque podría aumentar en el último tramo de la gestión de Cambiemos.

Si bien la propuesta electoral de Cambiemos incluía varios puntos, lo que Macri garantizó fue que se destinaría, en diez años, u$s16 mil millones a las diez provincias postergadas, divididos así: u$s10 mil millones para infraestructura vial, u$s 5 mil millones para la “rehabilitación ferroviaria” y u$s250 millones para mejoras aerocomerciales. Todas estas áreas se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación, hoy a cargo de Guillermo Dietrich.

Para cumplir esta promesa en una década, el Gobierno nacional debería desembolsar u$s1.600 millones al año. Si bien no hay información oficial disponible para conocer cuánto se ejecutó de este plan en 2016, según un documento enviado a Chequeado por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, la infraestructura vial y de transporte en dichas provincias tuvo un presupuesto de $8.893 millones (cerca de US$ 600 millones) para 2016, por debajo de los u$s1.600 millones prometidos.

Ante la consulta de este medio, la Unidad Plan Belgrano -que fue creada para el seguimiento del plan y está a cargo de Carlos Vignolo- informó que al 31 de agosto de este año de los casi $59 mil millones previstos para obras de infraestructura de todos los ministerios involucrados en el programa, unos $27,5 mil millones le correspondían a Transporte.

A un dólar mayorista promedio de $16,13 entre enero y agosto, según el Banco Nación, los montos de la cartera que lidera Guillermo Dietrich equivaldrían a u$s1.703 millones, es decir, un monto superior al necesario para cumplir con la promesa. Sin embargo, a septiembre de este año la ejecución de los recursos que tiene asignados el Ministerio de Transporte para el Plan Belgrano era del 34%, es decir, unos $9 mil millones (igual a u$s585 millones).

“Hay plazos en las obras hasta que se inician, que primero son licitadas y luego adjudicadas, lo que podría ser un atenuante para esperar que recién al final del año se inyecten más fondos”, explicó Rafael Flores, presidente de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). Y, además, agregó: “Pero con este nivel de subejecución, de ninguna manera se puede llegar a lo comprometido”.

Si se miran los datos oficiales de la Unidad, Transporte es uno de los ministerios más rezagados. Como contracara, a esa altura, los recursos ejecutados por Ministerio de Interior y Obras Públicas de la Nación en el marco de este programa alcanzaban casi $11 mil millones (74% de lo presupuestado).

En su informe de septiembre último ante el Congreso nacional, el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, entregó un listado con las obras incluidas en el Plan Belgrano, en su mayoría de infraestructura vial, indicando el grado de avance que tenían en ese momento: 169 de 344 figuran con un 0% de ejecución, y 41 de ellas aparecen con más del 100 por ciento. ¿Por qué se gastó por encima de lo presupuestado? Desde la Unidad del Plan Belgrano respondieron a este medio: “Puede deberse a costos superiores a los originalmente planteados o a la ampliación de las obras originalmente pautadas”.

Sin embargo, desde la Unidad Plan Belgrano aportaron un listado diferente al presentado por Peña, que cuenta con 1.151 obras, algunas de ellas con una descripción confusa para tratarse de infraestructura como “Gestión Curricular y Pedagógica en el Nivel Primario”. Según explicaron, esta diferencia se debe a que hubo cambios presupuestarios y distintas obras “han sido incorporadas durante el transcurso de este año”. Igualmente, de las restantes (es decir, de las que sí tienen presupuesto asignado), 384 registran 0% de ejecución.

En cuanto al Proyecto de Presupuesto 2018, el Gobierno nacional asignó a la partida del Plan Belgrano $350 mil millones (según el dólar presupuestado para ese año serían cerca de u$s 18 mil millones), pero sólo un décimo de este monto se debe a obras de infraestructura, mientras que el 90% restante se debe otras políticas específicas para el NEA-NOA, principalmente el pagos de jubilaciones y pensiones. Esto implica un aumento del 13,6% con respecto al año anterior (tuvo $309 mil millones), cuando la meta de la inflación interanual promedio está estimada en 15,7%.

Se avanzó poco o nada en las medidas necesarias para cumplir con el compromiso, pero todavía podría lograrse en el resto del período de mandato.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + seis =