La ONU condenó el lanzamiento del nuevo misil que hizo Norcorea

 La ONU condenó el lanzamiento del nuevo misil que hizo Norcorea

El Consejo de Seguridad de ese organismo se comprometió a adoptar una resolución que incluirá nuevas sanciones “significativas».

El consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó enérgicamente el domingo el lanzamiento de un cohete de largo alcance por parte de Corea del Norte, en tanto que algunos países describieron el hecho como un ensayo prohibido de peligrosa tecnología de misiles balísticos y Seúl como una “intolerable provocación».

El órgano más poderoso de Naciones Unidas se comprometió a adoptar con prontitud una nueva resolución que incluirá nuevas sanciones “significativas».

El gobernante de Corea del Norte, Kim Jong Un, decidió efectuar el lanzamiento apenas dos horas después de que el mismo domingo se abriera el periodo contemplado para realizarlo y un mes después de que el país llevara a cabo su cuarta prueba nuclear.

El líder norcoreano hizo caso omiso de una petición de China, su vecino e importante aliado, de que no efectuara la prueba y, en otra bofetada a Beijing, realizó la prueba la víspera del Año Nuevo chino, la festividad más importante del país.

Desde la prueba nuclear efectuada el 6 de enero, que Corea del Norte asegura se trató de una poderosa bomba de hidrógeno -aunque expertos refutan esa aseveración-, China y Estados Unidos han estado negociando el texto de una nueva resolución sobre sanciones del Consejo de Seguridad.

Estados Unidos, Japón y Corea del Sur quieren sanciones severas que reflejen el desafío de Kim al Consejo de Seguridad. Sin embargo, diplomáticos afirman que China, el principal protector de Pyongyang en el Consejo, es renuente a la imposición de medidas que pudieran causar el derrumbe de la economía de Corea del Norte.

El Consejo de Seguridad de 15 miembros condenó enérgicamente el lanzamiento y se comprometió a adoptar “sin demora» una nueva resolución con “medidas más significativas», lo que significa sanciones en código de la ONU.

La embajadora estadounidense Samantha Power dijo a la prensa que “la situación no es normal» después de los dos actos consecutivos “hostiles e ilegales» de Corea del Norte.

“Lo que es importante es que el Consejo de Seguridad se una», declaró Power. «China es un actor clave… Esperamos que China, al igual que todos los miembros del consejo, vean la grave amenaza para la paz y la seguridad regional e internacional, vean la importancia de adoptar medidas severas sin precedentes y se aborden nuevos caminos aquí que rebasen las expectativas de Kim Jong Un».

Sin embargo, el embajador de China ante la ONU, Liu Jieyi, dejó claro que la adopción de medidas sin precedente no es una prioridad para Beijing.

Dijo que una nueva resolución debería “reducir las tensiones, trabajar hacia el desarme nuclear, mantener la paz y la estabilidad, y alentar una solución negociada».

Por su parte, la presidenta surcoreana Park Geun-hye describió el lanzamiento como una “intolerable provocación» y señaló que las acciones de Corea del Norte para avanzar en sus capacidades misilísticas sólo buscan mantener al régimen y hacen caso omiso de las penurias de los norcoreanos ordinarios.

“Si Corea del Norte sólo poseyera armas nucleares, eso no sería tan intimidante. Si sólo poseyera cohetes, tampoco sería tan intimidante. Pero si posee ambos, significa que pueden atacar cualquier objetivo sobre la Tierra. Entonces el problema se vuelve global», dijo Kwon Sejin, profesor del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 3 =