«Las posibilidades de crecimiento del NEA y NOA son espectaculares»

 «Las posibilidades de crecimiento del NEA y NOA son espectaculares»

Región Norte Grande || Más de 300 productores se dieron cita en un nuevo Seminario Regional del IPCVA, en esta ocasión en la localidad de Yerba Buena, Tucumán.

«Siempre decimos que la ganadería es la producción más federal del país porque está en todas las provincias, pero el Noreste y Noroeste argentino (NEA y NOA) tienen una oportunidad de crecimiento espectaculares», aseguró Ulises Fotre, Presidente del IPCVA, quien estuvo a cargo de la apertura y el cierre del seminario.

Allí se dieron una serie de disertaciones que incluyeron análisis de mercados, de planteos productivos y de estrategias nucricionales. Adrián Bifaretti, del Departamento de Promoción Interna del IPCVA disertó acerca del comportamiento de la producción, los precios y el consumo de carne vacuna. Así, aseguró que «el valor real de la hacienda es un 12% menor que hace un año. Además, la inflación eleva los costos, y por lo tanto deprime la rentabilidad.» Respecto de la faena señaló que en los primeros 8 meses del año hubo un 8% más de animales faenados, pero que seguimos faenando animales muy chicos, por eso el incremento de la producción es parecido al de la faena. A continuación, mostró que la faena de hembras representó el 42,5% del total, lo que demuestra una cierta estabilización en los últimos meses.

«Argentina tiene hoy salarios en dólares altos comparado con otros países, pero el poder adquisitivo es bastante bajo, sin embargo, el consumo de carne mostró un crecimiento del 7% en el período enero-agosto».

Jorge Torelli, de la Unión de Industrias Cárnicas Argentina, fue el responsable de analizar los mercados internacionales. Entre ellos destacó que es muy interesante que se recupere Rusia, para que haya presión de compra y los precios internacionales vuelvan a crecer. Respecto de éste país, señaló que el volumen de compras en dólares creció un 87% desde el año pasado. Actualmente China, Alemania y Chile son los mayores generadores de ingreso de divisas por la compra de carne y sus derivados. Además, agregó que «estamos en negociación con Corea y Japón, que son grandes compradores de carne».

El Ing. Agr. Juan Pablo Riussi disertó acerca de los resultados de distintos planteos ganaderos. En ese sentido, aseguró que «hoy estamos en un momento de precios relativos buenos. Es un buen momento para incluir corrales en los planteos productivos por el precio relativo del maíz, pero que es muy importante trazar las estrategias de cada empresa ganadera, teniendo en cuenta la ubicación de la hacienda, del alimento y la escala.

Al referirse a los planteos de cría, el asesor aseguró que la vaca es una categoría inflexible, por lo tanto, hay que calcular bien la carga. En cambio, la recría de vaquillonas, los terneros y las vacas de refugo son los fusibles del sistema, y a principio de cada año se debería analizar cuál de las 3 es más conveniente alimentar mejor. También recomendó prestar atención a los costos comerciales, fletes y comisiones.

Acerca de los planteos de ciclo completo, subrayó como puntos clave el porcentaje de destete, el aumento diario de peso vivo de la recría, y los días que dura la terminación. Y recomendó aprovechar las oportunidades de venta para maximizar los ingresos, y también la integración comercial de la agricultura y la ganadería. Asimismo, subrayó que a medida que aumenta la productividad, los costos indirectos se diluyen

El asesor privado Juan Elizalde, inició su disertación recordando que en ganadería hay que adaptarse a los recursos forrajeros y por lo tanto al clima. En el NOA, continuó, las pasturas de megatérmicas se pueden diferir para utilizar en junio-noviembre. En estos casos, se requieren 80 kg de materia seca para producir un kg de carne en el ciclo completo, mientras que en la región pampeana, por ejemplo, donde los forrajes se consumen a medida que crecen, sólo se requieren 44 kg.

Frente a esta limitante, planteó como alternativas la inclusión de un suplemento proteico en otoño-invierno, o los corrales de recría, que ocuparían el lugar del diferido en el invierno. De 1,5 cabezas por ha en primavera se puede pasar a 4, comiendo todo el pasto en este período de gran crecimiento. Esto implica que el margen bruto por hectárea pase de U$S 70 a U$S 300.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 1 =