Las transferencias de la Nación explican cerca de la mitad de sus ingresos

Para el conjunto de provincias, los ingresos acumulados al tercer trimestre de 2018 alcanzaron a $1,56 billones, aumentando en $409.110 millones respecto a lo percibido un año atrás. En tasas de variación, el dato alcanzado fue de +35,4% a/a, 3 pp por debajo de la inflación acumulada en el período (+38.4% según INDEC). Dentro de los ingresos corrientes, como se señaló, los ingresos tributarios de origen nacional ($775.200 millones) aportaron la mayor parte de los recursos adicionales, acelerándose en los últimos meses por el mayor nivel de precios de la economía.

Según la consultora Economía y Regiones, las transferencias automáticas de la Nación (Coparticipación Federal y Fondo Sojero) explican cerca de la mitad de los recursos provinciales. Transcurridos nueve meses de 2018, las transferencias acumulan $791.680 millones, con una variación del 42% respecto al mismo período de 2017, unos $233.964 millones adicionales.

Por su parte, la performance del Fondo Solidario de la Soja (FFS) no gozó del mismo crecimiento nominal, esto se debe a que el pasado 14 de agosto, por Decreto PEN 756/2018 se derogó el Decreto 206/2009 que lo creó, eliminando así las transferencias a provincias del 30% de las retenciones al complejo sojero. Para apaliar el impacto en Septiembre se creó por Dec. Nº 836/2018, el Programa de Asistencia Financiera a Provincias y Municipios para el cual el Gobierno Nacional destina un monto total $ 4.125 millones para darle continuidad a las obras de infraestructura en aquellas jurisdicciones que aprobaron el Consenso Fiscal durante los últimos meses del año. En este marco, las provincias estarían recibiendo $1.031 millones por mes, frente a un promedio de $1.931 millones percibido en los meses anteriores, conforme la liquidación de exportaciones.Si bien este monto apalia el impacto de su eliminación, es menor al que se hubieran recibido por el FFS.

En concepto de impuestos locales, segunda fuente de recursos provinciales, ingresaron $552.221 millones, frente a los $422.093 millones recaudados un año atrás, lo que implica un crecimiento acumulado del 30,8% y un ingreso adicional de $130.128 millones respecto al tercer trimestre de 2017, habiendo presentado una caída en términos reales de -5,4%.

El principal impuesto recaudado por las provincias, Ingresos Brutos (72% de la recaudación local), creció por debajo de la inflación (+31,8%), impactado por la baja en los niveles de actividad económica en el tercer trimestre del año, además de haber desacelerado su crecimiento a partir de las reformas introducidas (bajas de alícuotas) en varias provincias en el marco del Consenso Fiscal de Nov´ 2017.

El otro impuesto vinculado a la evolución del ciclo económico, el Impuesto de Sellos, también creció (+29,4%) a una tasa inferior que la inflación. En valores absolutos, ingresaron $54.955 millones, desacelerando su crecimiento en muchas jurisdicciones, por la caída observada en el sector inmobiliario a partir de la segunda mitad del año.

Por su parte, el Impuesto Inmobiliario presentó una suba del 39,8%, recaudando $45.670 millones. Sin grandes variaciones en las alícuotas, este impuesto crece de la mano de las actualizaciones de los valores de los inmuebles (base imponible).

El otro impuesto aplicado sobre los patrimonios es el Impuesto Automotor, que ascendió a $34.062 millones, presentando una tasa de crecimiento interanual de 18,7%, muy por debajo de la inflación, como consecuencia de la caída interanual de los patentamientos y de las valuaciones de los vehículos, cuya actualización fue por detrás de la inflación general.

Solamente 6 provincias vieron crecer su recaudación por encima de la inflación: Neuquén, Salta, La Pampa, Tierra del Fuego, Río Negro y La Rioja.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =