Lázaro y Cristóbal pelearán por los últimos negocios de la era K

 Lázaro y Cristóbal pelearán por los últimos negocios de la era K

En el último tramo del gobierno de Cristina Fernández, los empresarios K Cristóbal López y Lázaro Báez van por los últimos negocios de la Década Ganada, donde construyeron sus imperios. Ahora competirán por la usina hidroeléctrica neuquina de Chihuido, donde está en juego una inversión de US$ 2.100 millones. Las interesadas son las firmas InterRao, Sinohydro, Gezhouba. Las primera rusa y las otras dos chinas. Sin embargo las tres cuentan con representantes argentinos para sus negocios. La particularidad ahora es que tanto Lázaro como Cristóbal están investigados por la Justicia. En el medio, Eduardo Eurnekian se suma a los contratistas del Estado K.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- En La usina hidroeléctrica neuquina de Chihuido está en juego una inversión de US$ 2.100 millones. Allí, El grupo chino Sinohydro y las locales Iecsa y Esuco –que habían integrado con Austral Construcciones el consorcio que pugnó en 2013 por las millonarias represas santacruceñas– confían en Cristóbal López.

Junto con Sinohydro, hay tres otros grupos que están preparando ofertas por Chihuido. Uno de ellos está compuesto por el también holding chino Gezhouba y la local Electroingeniería, que en 2013 se adjudicaron la megaobra de las centrales santacruceñas Néstor Kichner y Jorge Cepernic.

El segundo consorcio lo integran las compañías rusas Inter Rao, Power Machines y las locales Helport (grupo Eurnekian),

El Gobierno pretende que los oferentes financien –como mínimo– el 85% de la inversión estimada en US$ 2.103 millones y que los créditos sean a 15 años de plazo y con un período de gracia que llegue a 2019.

La obra quedará para la “oferta más conveniente” que contenga la mayor financiación, las tasas más bajas y las mejores condiciones de repago.

Los sobres se abrirán, según informó el Ministerio de Planificación Federal, el 21 de mayo.

A diferencia del año pasado, ahora Báez y López están siendo investigados en la Justicia. Uno por presunto lavado de dinero, y el otro (Cristóbal) porque un fiscal imputó a directivos de Lotería por supuesta falta de control sobre tragamonedas de sus casinos.

Clarín recuerda que López, en febrero de este año, renunció a su cargo de Director suplente de la constructora CPC S.A., pero presidiendo la empresa dejó un hombre de confianza y socio de él también,Osvaldo De Sousa (hermano de Fabián, mano derecha del empresario K en los grupos de medios). Además, con Osvaldo De Sousa, López es socio en OIL M&S (empresa petrolera) y en Inversora M&S S.A.

La hidroeléctrica Chihuido tendrá una inversión de 2.103 millones de dólares, y Nación espera otorgar a la matriz energética 637 megavatios. La constructora de López ya fue adjudicataria de la obra cuando se licitó por primera vez, pero que cayó por falta de financiamiento. Con una Unión Transitoria de Empresas, CPC volvería a la compulsa junto a Rovella Carranza.

Lázaro Báez, que quedó fuera de las represas “Néstor Kirchner” y “Jorge Cepernic” de $ 24.000 millones, volverá a asociarse a la empresa china Sinohydro, para disputar la millonaria obra en Neuquén.

Estas son las UTE que compraron el pliego licitatorio para construir la represa Chihuido I:

> Electroingeniería, de Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra, el amigo de Carlos Zannini, que presentará su oferta asociada nuevamente con la china Gezhouba (Cristina Fernández de Kirchneer ya les concedió el desarrollo del complejo hidroeléctrico Néstor Kirchner-Jorge Cepernic en Santa Cruz, ante el ocaso de Lázaro Báez y su Austral Construcciones);

> CPC, la constructora de Cristóbal López, quien lidera un consorcio junto con el también chino Sinohydro, y Rovella Carranza, una empresa regional. Comienzan a escucharse cañoneos que apuntan bajo la línea de flotación de Cristóbal. Aunque él afirme que hizo fortuna antes de los Kirchner, y apueste tanto por Daniel Scioli y Mauricio Macri como por Cristina, parece que no le harán fácil la vida futura; y

> Helport, de Eduardo Eurnekian, socio del Estado en Aeropuertos Argentina 2000 y en los depósitos fiscales aeroportuarios, quuien se asoció con los  rusos Inter Rao y Power Machine. También Panedile, Isolux y Chediack. Tardío descubrimiento de Eurnekian de los negocios de la construcción pública siempre carísima que encargan los K.

El diario La Nación, recuerda que el objetivo inicial de Báez fue sellar un acuerdo para trabajar junto con la compañía china Sinohydro -con la que compitió en la cuestionada licitación para construir dos represas en Santa Cruz- y asumir su representación en la Argentina y el resto de la región.

Pero en la negociación crece la alternativa de vender Austral Construcciones y las restantes firmas de su grupo, para así dedicarse a explotar sus campos.

La opción de venta es incluso alentada por algunos de sus más estrechos colaboradores, tras el estallido del escándalo que protagoniza junto con él valijero Leonardo Fariña.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 10 =