NOA: El campo presiona a gobernadores

 NOA: El campo presiona a gobernadores

Las entidades rurales de la región reclaman un política agropecuaria diferenciada del régimen nacional ante la caída de la producción. Las organizaciones piden a los mandatarios de la región que intercedan ante la Nación para plantear las dificultades del sector, originadas en el tipo de cambio, entre otros motivos.

Las entidades rurales del NOA reclamaron a los gobiernos provinciales la intermediación ante la Casa Rosada para declarar la Emergencia Agropecuaria Nacional y replantear una política agropecuaria diferenciada al sistema actual, con el fin de frenar el derrumbe de las economías regionales.

Las organizaciones de productores del norte acordaron en su última reunión, que se llevó a cabo el viernes 9 pasado en la sede de la Sociedad Rural de Jujuy, elevar la demanda a los gobernadores de la región para acordar acciones integrales que apunten a establecer políticas que ayuden a los productores a superar las dificultades económicas actuales, entre ellas, la falta de competitividad, el incremento de los costos de producción debido a la inflación, el tipo de cambio monetario e intervención en los mercados, entre otras.

«El Gobierno tiene suficientes estudios que se realizaron conjuntamente con sector privado para determinar la actual situación. Por ejemplo, se ideó el plan estratégico agroalimentario», dijo ayer el titular de la Sociedad Rural de Tucumán, Sebastián Robles Terán.

«Lo primero que vemos como un problema esencial es la distancia que tenemos con los puertos (para exportación). Ello hace que debamos ser tratados como economías regionales», agregó el dirigente.

Según informaron desde el sector, el valor del flete desde esta parte del país hacia las zonas portuarias supera los U$S 55 por tonelada de cualquier cultivo. Ante esto, el sector demandó una actitud distinta del Gobierno nacional y de las provincias con la idea de establecer condiciones para el desarrollo regional, a largo plazo.

«El objetivo es solicitar a los gobiernos provinciales que nos acompañen para replantear las políticas del campo. Hasta ahora, ninguna provincia pudo tener diálogo directo con las autoridades, como el ministro de Agricultura (Norberto Yauhar) para debatir este escenario», afirmó Robles Terán.

En Tucumán y Salta se declaró ya el estado de desastre por la sequía y las heladas, respectivamente, lo que permitió la prórroga de pago de deudas impositivas del régimen local. En la provincia se estableció para la campaña de granos.

La confirmación de la Emergencia Agropecuaria nacional implicaría, además, beneficios federales, como el diferimiento de los impuestos y, en algunos casos, beneficios económicos: por ejemplo, gestionar créditos con tasas diferenciales.

«Acordamos poner en conocimiento, tanto a las autoridades provinciales como a los productores, sobre los problemas de rentabilidad que se presentarán en las próximas campañas de granos gruesos y otras actividades productivas en el NOA, como la ganadería, que también atraviesa una situación crítica por la falta de lluvias y pasturas», concluyó el presidente de la Rural Tucumán, quien adelantó que el próximo encuentro entre los representantes de las entidades del campo se realizará la semana próxima./La Gaceta

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + veinte =