Pensando en alejarse de los K, MI volvería a Lomas de Zamora

 Pensando en alejarse de los K, MI volvería a Lomas de Zamora

Es una versión de las últimas horas que Martín Insaurralde abandonaría la Cámara de Diputados para retomar la intendencia en la que goza de una licencia. Sería un paso clave para que el lomense comience a tomar distancia del cristinismo, como paso previo a, dicen los rumores insistentes, su salto al massismo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El pedido de licencia resulta un as bajo la manga. Puede resultar una vía de escape para situaciones incómodas. Lo sabe Jorge Milton Capitanich, que estaría ultimando detalles para su regreso a la gobernación de Chaco (donde pidió licencia) después de prenderse fuego (políticamente hablando) como jefe de Gabinete de la Nación.
Hace tiempo que se habla del regreso de ‘Coqui’ a su provincia, sobre todo porque  las exigencias de la Casa Rosada (muchas de ellas caprichosas) hicieron volar por los aires sus aspiraciones presidenciales. De todas formas, él se encarga de desmentir oportunamente el rumor cada vez que éste toma impulso.
Otro que pondría fin a su licencia, pero como intendente, es Martín Insaurralde, otrora candidato del cristinismo en la provincia de Buenos Aires, actual diputado del bloque del FpV. Según Infocielo.com,  Insaurralde volvería a Lomas de Zamora en un esfuerzo por alejarse del cristinismo, ahora que está más cerca -dicen- su pase al massismo.
Los cristinistas detestan a Insaurralde por sus coqueteos con el Frente Renovador y sus maniobras de instalación pública, como las apariciones junto a su novia, la modelo Jesica Cirio, en el programa de Marcelo Tinelli.
En el oficialismo, sólo Daniel Scioli pugna por quedárselo. Más si se tienen en cuenta los resultados que mostró una encuesta encargada por el gobernador: MI está a la cabeza en las opciones a sucederlo con el 39% de intención de voto.
¿Cuánto de este caudal es propio del diputado? «Muy probablemente, gran parte de los votos que obtuvo en octubre corresponden al núcleo duro del cristinismo. Por lo tanto, esos votos no se irían con Insaurralde si éste se pasa al massismo», contaba en un programa de televisión el encuestador Raúl Aragón.
Según retrata Infocielo.com, Insaurralde cree que esto no es así y que sus fortaleza en las encuestas es un mérito propio, más que un préstamo de Cristina Fernández o, incluso, de Daniel Scioli. La encuesta de Poliarquía envalentonó aún más al lomense que, según las versiones, estaría oficializando en diciembre su desembarco en el Frente Renovador como el más firme candidato a disputar la gobernación bonaerense.
Esto, obviamente, desata un vendaval dentro del massismo, espacio al que no le faltan candidatos para el principal distrito electoral. El más enojado de todos es Darío Giustuzzi, quien le aportó al FR un importante distrito en la 3ra sección electoral (Almirante Brown) con la ilusión de convertirse en el único hombre con proyección en la provincia dentro de ese espacio.
Giustozzi recorre el territorio bonaerense con traje de candidato. El mismo atuendo lucen Felipe Solá, que quiere volver a ser gobernador; el intendente de San Isidro, Gustavo Posse; y la diputada Mónica López. Pero no habría espacio para todos en las PASO.
“No va a haber internas, a lo sumo irán 2 precandidatos, los que mejor midan; los otros se tendrán que conformar con lo que Sergio les ofrezca”, le dijo al portal La Tecla una fuente cercana al intendente de Tigre (en uso de licencia).
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =