Perú tras el indulto de Fujimori

 Perú tras el indulto de Fujimori

El presidente de Perú es blanco de críticas por excarcelar a Alberto Fujimori tras haber sido salvado por su hijo, Kenji Fujimori, de una deshonrosa destitución en el Congreso. ¿Qué secuelas puede tener este indulto?.

El político liberal Pedro Pablo Kuczynski ascendió a la jefatura del Gobierno peruano en julio de 2016 jurando que no liberaría al exmandatario Alberto Fujimori, sentenciado a 25 años de prisión por la autoría intelectual de veinticinco asesinatos, dos secuestros agravados y otras violaciones de derechos humanos durante una presidencia que devino en dictadura entre 1990 y 2000. Pero con el paso de los meses, el rumor sobre la inminente excarcelación del septuagenario se hizo cada vez más fuerte; se comentaba que ese era el as bajo la manga de Kuczynski para apaciguar a Fuerza Popular, que tiene la mayoría de los escaños en el Congreso.

Para muchos, conmutar la pena de Alberto Fujimori es inaceptable, dadas las dimensiones de los actos de corrupción en que incurrieron sus subalternos y los desmanes cometidos bajo sus órdenes; en entrevista con Deutsche Welle, la antropóloga Juliana Ströbele-Gregor trae a la memoria que, aparte de las matanzas perpetradas en 1991 y 1992 por el grupo militar encubierto Colina, el régimen de Alberto Fujimori esterilizó a la fuerza a miles de indígenas pobres en las zonas rurales del país. No obstante, Kuczynski rompió ese tabú en la Nochebuena de 2017, presentando el indulto como una medida humanitaria para un hombre enfermo.

El político liberal Pedro Pablo Kuczynski ascendió a la jefatura del Gobierno peruano en julio de 2016 jurando que no liberaría al exmandatario Alberto Fujimori, sentenciado a 25 años de prisión por la autoría intelectual de veinticinco asesinatos, dos secuestros agravados y otras violaciones de derechos humanos durante una presidencia que devino en dictadura entre 1990 y 2000. Pero con el paso de los meses, el rumor sobre la inminente excarcelación del septuagenario se hizo cada vez más fuerte; se comentaba que ese era el as bajo la manga de Kuczynski para apaciguar a Fuerza Popular, que tiene la mayoría de los escaños en el Congreso.

Para muchos, conmutar la pena de Alberto Fujimori es inaceptable, dadas las dimensiones de los actos de corrupción en que incurrieron sus subalternos y los desmanes cometidos bajo sus órdenes; en entrevista con Deutsche Welle, la antropóloga Juliana Ströbele-Gregor trae a la memoria que, aparte de las matanzas perpetradas en 1991 y 1992 por el grupo militar encubierto Colina, el régimen de Alberto Fujimori esterilizó a la fuerza a miles de indígenas pobres en las zonas rurales del país. No obstante, Kuczynski rompió ese tabú en la Nochebuena de 2017, presentando el indulto como una medida humanitaria para un hombre enfermo.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − dos =