Recolectores de Residuos sólidos Urbanos

 Recolectores de Residuos sólidos Urbanos

Con el objeto de establecer lineamientos básicos de seguridad y salubridad que deben considerar los trabajadores afectados a la recolección de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), durante la pandemia declarada por el COVID-19, el Ministerio de Ambiente y la empresa GIRSU Jujuy S.E. elaboraron un Protocolo de seguridad para los recolectores de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de la provincia.

En este sentido, el documento que fue aprobado por el Comité Operativo de Emergencias (COE), y que oportunamente fue compartido con los referentes de las 60 jurisdicciones comunales de la Provincia, explica que en virtud de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, y en sintonía con lo planteado por la Organización Mundial de Salud (OMS), el Gobierno de Jujuy sugiere incorporar nuevas prácticas de manejo de los RSU en cada una de las jurisdicciones municipales. Se trata, sobre todo, de medidas para garantizar la seguridad del personal que realiza la recolección de residuos sólidos urbanos en toda la jurisdicción.

En líneas generales el Protocolo indica, entre otras medidas: mantener el distanciamiento social de 1 metro; usar los Elemento de Protección Personal (EPP); evitar tocarse la cara, los ojos, la boca y nariz con las manos; no compartir mate, vasos, coca de coquear, yista, bicarbonato, gaseosa, ni ningún comestible; no concurrir a comedores y espacios comunes, por ejemplo zonas de refrigerio; lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, sobre todo al momento de iniciar, durante y al concluir las horas de trabajo; al toser o estornudar cubrirse la nariz y la boca y hacerlo al pliegue del codo; desinfectar en cada turno la cabina del camión con una solución de agua y lavandina.

Luego de detallar también las medidas que es necesario adoptar al momento de retornar del trabajo al hogar, las instituciones provinciales recomiendan además de manera complementaria, para la unidad de transporte de los RSU: contar en cabina con alcohol en gel para limpieza de manos y partes de mayor contacto; disponer de tanque o bidón de 20 lts (con canilla en lo posible) con agua y detergente para la limpieza de estribos, lugares de apoyo, manijas, otros espacios.

Además, como muchos equipos cuentan con su propio tanque para agua limpia, utilizar el mismo para tener la solución de limpieza (detergente) a mano.  Y, finalmente, pulverizar en el interior de la caja de transporte o caja compactadora en los lugares más accesibles, con una solución diluida de lavandina, al final del día de trabajo.

Recomendaciones de bioseguridad para el manejo de los Residuos Sólidos Urbanos en la emergencia por el COVID-19

Además, el Ministerio de Ambiente y la empresa GIRSU Jujuy S.E., también compartieron con las jurisdicciones Municipales una serie de “Recomendaciones de Manejo Domiciliario de Residuos durante la Cuarentena”, para que puedan difundir en sus comunidades y garantizar así una mejor y más adecuada gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) durante la emergencia sanitaria producto del COVID-19.

El documento recomienda, en aquellos Municipios que implementen procesos de separación de residuos en origen, diferenciar las fracciones RECICLABLES/SECOS y NO RECICLABLES/MIXTOS/HÚMEDOS. Y en esa línea:

• Respetar los días y horarios indicados por el Municipio para la colocación de bolsas fuera de los domicilios para retiro de cada fracción.

• Colocar las bolsas en los cestos con tapa o en altura, de manera de evitar que animales sueltos produzcan la rotura y dispersión del RSU.

• Minimizar la generación de residuos, como, por ejemplo, disminuyendo al máximo el uso de vajilla, cubiertos, bolsas y empaques descartables, separando y reciclando la fracción seca; como así también la práctica de aprovechamiento de la fracción orgánica para la producción de compost domiciliario, pudiendo lograr reducciones entre un 60 y 70%.

• En caso de separar materiales reciclables en el domicilio, compactar envases (como latas y cartones) para reducir el volumen y acopiar los mismos hasta contar con una cantidad importante para ser entregado o donado: al Municipio (si acopia y clasifica); para participar en campañas de concientización ambiental; entregar a Asociaciones de Recicladores, Cooperativas de Recuperadores, Estaciones de Transferencia o Centros Ambientales del sistema GIRSU.

• Rociar el exterior de las bolsas de residuos preventivamente con agua lavandina (lejía) diluida 1 en 50 o alcohol al 70%.

Según se destaca en las mismas Recomendaciones, se debe tener siempre la precaución de que el residuo seco (reciclable y valorizable), antes de ser dispuesto para su retiro por el servicio municipal, también debe estar dentro del domicilio estacionado al menos por 72 horas. Ya que como ha señalado el Ministerio de Salud de Nación, “es probable que el riesgo por presencia del patógeno en superficie se reduzca significativamente después de 72 horas”.

Finalmente, valora que en la provincia existe un gran número de personas y organizaciones que practican correctamente la separación de los RSU aprovechables y valorizables (incluyendo el compostaje). Por eso informan e insisten en que durante la emergencia se podrá mantener dicha separación, pero se deben aplicar las recomendaciones y protocolos: almacenar los residuos separados y limpios y someterlos a una cuarentena mínima de 72 horas, antes de entregarlos a cualquier centro de acopio o empresa de recolección.

Recomendaciones de bioseguridad para el manejo de RSU ante casos probables y confirmados de COVID-19

En los casos de residuos sólidos urbanos generados en un domicilio que registre un caso probable o confirmado de COVID-19, el Ministerio de Ambiente y la empresa GIRSU Jujuy S.E., recomiendan como primera medida suspender la práctica de la clasificación de residuos en secos y húmedos, si la hubiere.

Luego aclaran que los residuos generados de manera directa por la persona o grupo familiar contagiado o bajo sospecha, deberán disponerse en un contenedor ubicado dentro del área donde se cumplirá la cuarentena obligatoria y separado del resto de los residuos que se generen en el domicilio. El contenedor, en lo posible, debe contar con un pedal para evitar la manipulación directa y garantizar el menor contacto posible con los residuos descartados.

La bolsa (N°1) que se utilizará en ese contenedor debe ser resistente y de buena calidad, y allí se dispondrán todos los residuos generados por la persona, grupo familiar, y por quien estuviese a cargo de manipular la misma, incluidos pañuelos descartables, apósitos, restos de comidas, envases y embalajes de alimentos que hayan estado en contacto con el caso, insumos de limpieza y elementos de protección personal (guantes, barbijos, etc). Esta primera bolsa, una vez que alcance un 70 % de su capacidad, debe cerrarse y colocarse en una segunda bolsa (N°2), la misma que utiliza el resto de las personas que viven en el mismo domicilio.

Se recomienda pulverizar con una solución de lavandina (lejía), diluida de 1 en 50, o alcohol al 70%, en el interior antes del cierre de cada bolsa y al final en su parte exterior. Luego de la manipulación, es indispensable lavarse las manos con abundante agua y jabón, por 30 a 60 segundos. Se debe mantener la bolsa en un lugar seguro, fuera del alcance los niños y animales de compañía, e indefectiblemente esperar al menos 72 horas, antes de sacarla del domicilio para el retiro municipal.

En este sentido, el documento, que oportunamente fue compartido con los referentes de las 60 jurisdicciones comunales de la Provincia, explica que en virtud de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, y en sintonía con lo planteado por la Organización Mundial de Salud (OMS), el Gobierno de Jujuy sugiere incorporar nuevas prácticas de manejo de los RSU en cada uno de los gobiernos locales. Sobre todo medidas para garantizar la seguridad del personal que realiza la recolección de residuos sólidos urbanos en cada una de sus jurisdicciones.

El Protocolo indica, en líneas generales, entre otras disposiciones: mantener el distanciamiento social de 1 metro; usar los Elemento de Protección Personal (EPP); evitar tocarse la cara, los ojos, la boca y nariz con las manos; no compartir mate, vasos, coca de coquear, yista, bicarbonato, gaseosa, ni ningún producto comestible; no concurrir a comedores y espacios comunes, por ejemplo, zonas de refrigerio; lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, sobre todo al momento de iniciar, durante y al concluir las horas de trabajo; al toser o estornudar cubrirse la nariz y la boca y hacerlo al pliegue del codo; desinfectar en cada turno la cabina del camión con una solución de agua y lavandina.

Indumentaria, pre pandemia del Programa GIRSU
Equipos de Protección Personal que utilizan otros municipios -en Pandemia-

Luego de detallar también las medidas que es necesario adoptar al momento de retornar del trabajo al hogar, las instituciones provinciales recomiendan además de manera complementaria, para la unidad de transporte de los RSU: contar en cabina con alcohol en gel para limpieza de manos y partes de mayor contacto; disponer de tanque o bidón de 20 lts (con canilla en lo posible) con agua y detergente para la limpieza de estribos, lugares de apoyo, manijas, otros. Además, como muchos equipos cuentan con su propio tanque para agua limpia, utilizar el mismo para tener la solución de limpieza (detergente).  Y, finalmente, pulverizar en el interior de la caja de transporte o caja compactadora, en los lugares más accesibles, con una solución diluida de lavandina al final del día de trabajo.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 9 =