Reforma electoral: el Gobierno suma apoyo, pero el Senado se demora

 Reforma electoral: el Gobierno suma apoyo, pero el Senado se demora

Aplazan hasta el jueves una definición sobre la boleta electronica.  Macri recibe a siete gobernadores y un vice que avalan la ley. La discusión sigue girando sobre el chip.

frigerio-reforma-electoral

En un gesto político que puede tener más peso desde lo simbólico que desde lo real, Mauricio Macri recibirá hoy en Olivos a 8 gobernadores del interior que tienen en común su identidad opositora y también el respaldo a la reforma electoral que impulsa la Casa Rosada. El oficialismo espera que el encuentro sirva para destrabar las angustiantes negociaciones por la reforma política, que anoche seguían trabadas en el mismo punto de siempre: el uso, o no, de chip en las boletas de votación.

Aunque el oficialismo había iniciado una ofensiva para tratar de dar dictamen hoy mismo a la ley, ayer se había replegado ante la imposibilidad de hacerlo por las diferencias que aún existen. Ahora el plan es darle despacho favorable el próximo jueves y votarlo en el recinto el jueves 24.

«Esta semana vamos a agotar el debate en las comisiones y debemos aún definir la posición política del bloque», explicó a Clarín Miguel Ángel Pichetto, líder de la mayoritaria bancada del FpV en el Senado.

De esta manera, para aprobar la reforma electoral y asegurarse en tiempo y forma la aprobación de la ley de Presupuesto 2017, el Ejecutivo deberá convocar a extraordinarias.

Hoy a las 9.30 en Olivos, y acompañado por el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, Macri recibirá a los gobernadores Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Mario Das Neves (Chubut), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manuel Urtubey (Salta), Alberto Weretilnek (Río Negro), Roxana Bertone (Tierra del Fuego) y Juan Schiaretti (Córdoba).

Más allá del impacto que genere la foto del encuentro, puertas adentro del Senado su significado puede ser menor. Es que a algunos de esos gobernadores, como Peppo y Wereltinek, no les responde ningún senador. Y a otros, como Das Neves, Schiaretti y Gutiérrez, uno a cada uno.

En el Senado hay un grupo de senadores que responden a gobernadores opositores, como los de Santiago del Estero, La Pampa y Formosa, que se oponen a la reforma electoral. Coinciden en eso con el ala K del FpV.

Así, el oficialismo viene negociando con los senadores peronistas dispuestos a una reforma. Pero en ese grupo, entre los que se destacan Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti, se muestran reticentes a aceptar las boletas con chip.

Es más: ese sector propone que en el cuarto oscuro se vote en máquinas táctiles conectadas a impresoras que emitirán las boletas. Hasta ahora siguen sin aceptar que las boletas cuenten con cualquier sistema digital para el conteo.

En ese sector sostienen que en última instancia podrían aceptar el recuento electrónico, pero siempre y cuando las boletas no lleven chip y si otro sistema digital, como el código QR.

Hubo ayer una reunión entre el presidente provisional del Senado, el macrista Federico Pinedo, y los senadores peronistas Abal Medina y Rodolfo Urtubey.

Trascendió que sí ya habría consenso en que la reforma se empiece a aplicar de manera gradual en 2017 en 8 provincias (La Ciudad, Salta, Córdoba, Chaco, Neuquén, Tierra del Fuego, Mendoza y Buenos Aires). En el resto del país se votaría con el mismo sistema que hayan usado en los comicios de 2015.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 15 =