Regulan Internet y les entregan más negocios a las telefónicas

 Regulan Internet y les entregan más negocios a las telefónicas

Cambios en telecomunicaciones.El Gobierno envió ayer un proyecto de ley al Congreso. Fue anunciado por Capitanich, Kicillof y De Vido en una rueda de prensa. La oposición denunció que está hecho “a medida” de las empresas telefónicas.

IECO|| «Esta es la Ley Telefónica», afirmó la diputada Elisa Carrió (Frente Amplio Unen), para definir los ejes del proyecto de ley para regular el sector de telecomunicaciones que el Gobierno envió ayer al Senado y que llamó Argentina Digital. «El proceso de adecuación de Telefónica, dueña de Telefe, estaba cajoneado en AFSCA a la espera de esta modificación legislativa, que se contrapone a la ley de medios», agregó Gerardo Milman, director por la oposición de AFSCA.

Es que si bien el proyecto que ayer presentaron los funcionarios del Gobierno tiene numerosos aspectos de regulación sobre el sector de las telecomunicaciones, que apuntan a la convergencia, el que más polémicas generó fue el que le permite a la empresa española seguir teniendo los nueve canales de televisión de aire (bajo la marca Telefe) y, además, ingresar en el segmento de la TV paga, donde a nivel global tiene más de cuatro millones de abonados y presta servicios en países como Chile y España, entre otros.

Esto permitiría que las telefónicas puedan participar de la subasta que está organizando el Gobierno y comprar algunas de las partes del Grupo Clarín en las que el gobierno quiere desguazarlo de oficio.

Pero nada dijeron sobre ese tema los cuatro funcionarios que ayer presentaron el proyecto de ley: el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Economía, Axel Kicillof; el de Planificación, Julio De Vido; y el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner.

El proyecto define que los servicios de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) tendrán «carácter de servicio público en competencia». Esto incluye a la telefonía fija, celular, transmisión de datos e Internet, a las que el Gobierno les podrá fijar sus tarifas, como ya realiza con la telefonía fija, que tiene las tarifas congeladas desde hace más de una década.

«Es indispensable garantizar la neutralidad de la red», sostuvo Berner, «para que las empresas permitan ingresar a la misma velocidad a todos los contenidos».

La normativa incrementa el poder de los actuales operadores de telefonía, que desde 1990 son concesionarios monopólicos de la única red pública que existe en la Argentina. Por esta concesión, que dura 99 años, las telefónicas tienen obligaciones, como compartir su infraestructura; y prohibiciones, como brindar servicios de radiodifusión (radio y TV). Esta nueva ley que propone el Gobierno flexibiliza ambas cosas: equipara su red con las redes privadas y abre la puerta a los servicios de video, así que les permite ganar más mercado por sobre el 70 % que hoy ya tienen.

Estas asimetrías también llegan al alcance territorial de los servicios: mientras las telefónicas podrán llegar a todo el país brindando al mismo tiempo telefonía fija, celular, Internet y TV, los cables sólo podrán llegar a una mínima parte (por la ley de medios).

Aunque se dice que los cables podrán dar telefonía y otros servicios, ya pueden hacerlo y jamás el Gobierno se los permitió, negándoles numeración, excluyéndolos de las licitaciones de telefonía celular y negándoles condiciones de interconexión justas.

Los funcionarios coincidieron en que la norma modificará la Ley de Telecomunicaciones, que está en vigencia desde 1972. Sin embargo, ninguno mencionó que esa ley fue modificada por el Decreto 764 de 2000, que rige en la actualidad y que incluye algunos aspectos destacados por el Gobierno.

«El proyecto reitera algunas disposiciones -incumplidas- del Decreto 764/00 de Henoch Aguiar», sostuvo vía Twitter el especialista Martín Becerra. Y agregó: «Por ejemplo, el mercado en competencia, la licencia única y la interconexión de redes». Esas medidas rigen desde 2000, pero el Gobierno no las quiso aplicar, para beneficiar a las telefónicas dominantes.

De Vido resaltó que en la última década hubo un «crecimiento récord de servicios»; sin embargo durante el primer semestre del año en curso se desconectaron un millón de líneas celulares y 75.000 de telefonía fija.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 3 =