Se cayó la gran primaria con Massa y Macri y el radicalismo va con fórmula propia

 Se cayó la gran primaria con Massa y Macri y el radicalismo va con fórmula propia

LPO ||Gerardo Morales confirmó  la primicia exclusiva de La Política Online  sobre su propuesta de convocar a la gran primaria y aseguró que «hay que ir a las PASO con todas las fuerzas de oposición».

Pero su propuesta no enamoró al resto de los radicales que se reunieron desde las 14 en el Club Náutico Punta Chica de la localidad bonaerense.

Quienes escuchaban su propuesta eran Ernesto Sanz y Julio Cobos –dos de los mayores interesados en que se concrete la gran primaria-; Ricardo Alfonsín, Miguel Bazze, Laura Montero, Ángel Rozas, Luis Naidenoff, José Cano, Morales y Mario Cimadevilla.

Sin poder destrabar la discusión, entre los que se negaban a limitar la ampliación del espacio a los «no peronistas», esto es Macri, y los que proponían incluir a Massa, los radicales volvieron al punto de partida y terminaron acordando seguir como estaban: Ir a las presidenciales con fórmula propia que en todo caso competirá en la primaria de FAUNEN, junto a la fórmula que eventualmente presenten los socialistas de Hermes Binner.

Así, en el documento aprobado, que consta de cinco puntos, se afirma que el Comité Nacional va a «asumir el compromiso de respaldar una fórmula presidencial encabezada por la Unión Cívica Radical» y se ratificó la «constitución del Frente Amplio UNEN, redefiniendo su construcción, sus reglas de funcionamiento e institucionalidad, con el objetivo de su fortalecimiento».

Pero en una decisión que amenaza con atomizar a la UCR en una federación de partidos provinciales, los radicales acordaron dejar en libertad de acción a las provincias para que definan su política de alianzas, como en los hechos ya estaban haciendo, divididos en acuerdos entre Macri y Massa.

Esta solución de compromiso, que podría dejar a la fórmula presidencial «propia» sin sustento territorial, se disfrazó en el documento bajo la consigna de buscar el «fortalecimiento de la territorialidad de la UCR» permitiendo una «autonomía concertada con el Comité Nacional» para «realizar los acuerdos necesarios para apoyar a las candidaturas radicales a las gobernaciones, al Congreso de la Nación y a las intendencias».

La solución alcanzada conformó acaso un pelo más a Massa que a Macri. Es que el líder del Frente Renovador venía de atrás sumando radicales que ahora tendrán vía libre para acordar con el tigrense.

La decisión representó un fracaso en toda la línea para Ernesto Sanz y Lilita Carrió que proponían ampliar el espacio a Mauricio Macri.

De hecho, los aliados de Massa más visibles como Gerardo Morales o José Cano y más escondidos como Julio Cobos, festejaron la resolución que les evita entrar en la contradicción de eventuales acuerdos con Massa a nivel provincial, con una definición a nivel nacional que sólo amplificaba la alianza hasta Macri.

Massa y Macri ahora verán que pedazo de la estructura nacional del radicalismo se lleva cada uno. Para la UCR no es necesariamente un mal negocio lo acordado hoy. La definición fue clara: Nos olvidamos de la Presidencia y nos replegamos en lo provincial y parlamentario. Es probable que terminen el 2015 con muchos más gobernadores, intedentes y legisladores que los que tienen hoy.

Finalmente y para la platea, en el documento final también se resolvió «plantear a todas las fuerzas de oposición que compitan con la Unión Cívica Radical un acuerdo de gobernabilidad que incluya un compromiso programático parlamentario». Las famosas 30 leyes que como anticipó LPO, quieren proponer para el próximo Gobierno.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =