La corrupción y la pobreza minaron al FpV

 La corrupción  y la pobreza minaron al FpV

Se dice que los dirigentes del FpV recibieron un tirón de orejas de Presidencia, pero a su vez las autoridades provinciales tiraron de las orejas a los dirigentes territoriales; pero nadie admitió que las sospechas de corrupción, la inflación, y el autoritarismo socavaron la credibilidad del FpV.

Jujuy. 12.08.2013

Pasaron horas del final del acto eleccionario que puso en vidriera, que; el FpV no es un coloso imposible. –“Se les escapó la vaca” sentenciaba un experimentado locutor radial de la zona de los Pericos. La estructura electoral histórica del FpV no cosechó lo que esperaba; no hubo manera de ordeñar un resultado positivo; «el FpV ya no tiene la vaca atada». Acotaba el apasionado relator.

En el FpV seguramente estarán viendo la viga en el ojo ajeno, la autocrítica no es una cualidad en este sector político, cuyo encumbramiento consuetudinario lo constituyó en pensamiento único e irreflexivo. Tal vez, para los medios disparen conceptos poco dramáticos respecto de los resultados, destacando que ganaron, sin atender el descenso de casi 24 puntos en el caudal electoral.

Los principales distritos, excepto San Pedro, complicaron al FpV, en La Quiaca, Libertador, Palpalá y Perico el Frente Jujeño equiparó sus fuerzas; en San Salvador cayeron por paliza. Los sondeos previos confirman que Fellner acordó desesperadamente con Julio Moisés días antes, advirtiendo que solo desde esa Intendencia podía venir el salvavidas para no caer en un derrota catastrófica.

La elección fue atípica en muchos factores; la concurrencia no obligatoria de los mayores de 16 años (voto jóven), la caída abrupta de la parafernalia proselitista, la ausencia de candidatos territoriales mensajeros de los pre candidatos a Diputados Nacionales y el grado de evolución cívica demostrado en la dispersión del voto crítico (Castigo), son ejemplos de nuevas aristas en el folklore electoral.

Sin embargo, los políticos no parecen tomar nota, en especial los que están en ejercicio, que las sospechas de corrupción, que la  incontrolable inflación, la ausencia de un sistema democrático que garantice la participación, los flagelos sociales como la inseguridad y el desempleo,  la mentira institucional de comer con $6 pesos; etc; constituyen una realidad que atormenta al pueblo jujeño, de la cual es responsable el gobierno de la provincia, como el gobierno nacional.

Fellner en La Esperanza sentenció su final político, la sumisión del delegado arrodilló al pueblo jujeño. Fellner no le dijo a Cristina que se ocupe de recomponer el salario para que la canasta básica sea posible, no pidió por verdaderas obras de reactivación industrial, no dijo,: -“Dra. Basta de planes” solo atinó como aplaudidor a recordarlo a “El”.

La salida de Guillermo Jenefes en una actitud dictatorial días atrás en ocasión de conmemorarse un aniversario más de la Policía de la Provincia, video que observó hasta la propia presidente de los argentinos, produjo una bajada de línea en algunos movimientos sociales nacionales que decidieron desbaratar al FpV en Jujuy; ya Milagros Sala advertía en declaraciones durante la mañana de las PASO: -“el FpV nacional, no es el mismo a nivel provincial, en Jujuy parece de derecha”, separando con sus declaraciones la paja del trigo.

Pero sin embargo; se les escapó la vaca; ya que los referentes territoriales aquienes encomendaron el éxito de las PASO; no obtuvieron la repuesta esperada de sus sometidos, quienes a su vez fueron ignorados en sus directivas, el voto clientelar no mostró lealtad a los dirigentes, pero fue consecuente con la demanda fáctica instalada en la sociedad: «empleo genuino».

El domingo el pueblo de Jujuy sacó el látigo, demostró estar despertando, la política de feudos y burgueses, esta en picada.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =