Se vuelve a desplomar la recaudación impositiva y en el Gobierno se encienden alarmas

El panorama parece complicado y pone ciertamente en duda el pronóstico oficial de una recuperación incipiente de la actividad en los distritos del interior.

La recaudación impositiva de este mes volvería a mostrar una caída histórica: así se puede entrever en lo que sucedió, durante la primera quincena de junio, con la coparticipación impositiva con las provincias. Ese dato se ha convertido en una buena aproximación a la recaudación impositiva a nivel nacional.

La coparticipación se desplomó nada menos que 21,5% en la primera quincena del mes, de acuerdo a los datos recopilados por la consultora Economía & Regiones. 

«La coparticipación presentó un aumento del +11,8% respecto a la misma quincena de Junio 2019, totalizando $57.044 millones, con diez días hábiles de recaudación y presentando así una caída real del -21,5%, si se tiene en cuenta una inflación interanual estimada del +42,4%», publicaron los economistas de E&R.

Para los últimos días hábiles del mes, la consultora proyecta una leve mejora de los envíos de fondos a las provincias, que terminarían el mes con una caída -en términos reales- del 16,4 por ciento.

Cabe recordar que en mayo, la caída de la recaudación impositiva fue del 22,4%.

Este retroceso, que estaría dando la pauta de la suerte de la recaudación impositiva a nivel nacional, pone ciertamente en duda el pronóstico oficial de una recuperación incipiente de la actividad en los distritos del interior.

De acuerdo a los informes oficiales, ya hay 15 provincias que operan por encima del 80% tras los levantamientos de las restricciones por la pandemia.

Cae la recaudación impositiva y Guzmán enciende las alarmas

Cae la recaudación impositiva y Guzmán enciende las alarmas

Sin embargo, y siempre teniendo en cuenta el adelanto de E&R, esa quita casi total de las restricciones en varias provincias no se estaría traduciendo en una mejora de la actividad económica. Las especulaciones indican que, aun sin tantas restricciones, los bolsillos de los consumidores quedaron afectados por la caída de los salarios (en valores reales) y también por los comportamientos más conservadores del público.

Desde este punto de vista de desmejora en los números fiscales, y con un agujero de las cuentas públicas que se ensancha, se entiende la preocupación del Gobierno por ponerle límites a ese déficit.

Las medidas del Gobierno para contener el gasto público

En concreto, en las últimas horas se conocieron algunas medidas que hablan de una mesura del Estado en cuanto al gasto público.

Ya se anunció que habrá un pago en varias cuotas de los aguinaldos de los salarios estatales que estén por encima de los $80.000 brutos.

Claudio Moroni, encargado de llevar la noticia a los gremios, junto a Martín Guzmán.

Claudio Moroni, encargado de llevar la noticia a los gremios, junto a Martín Guzmán.

También trascendió que habría un recorte en la asistencia del Estado a través del ATP (salarios complementarios), un programa que ayudó este mes a 193.000 empresas para pagar nada menos que 2.040.000 salarios.

La idea es restringir ese plan a los distritos que mantienen la cuarentena, como la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y la provincia de Chaco. Pero eliminarlo en aquellos lugares donde la actividad se está normalizando.

Algo parecido podría suceder con el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), que cobran unas nueve millones de personas sin ingresos asegurados.

Estos temas formarán parte de la agenda de la reunión del equipo económico que este miércoles se desarrollará en la Casa Rosada, bajo el mando del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 1 =