“Vamos a gobernar en territorio y a restituir derechos tanto tiempo negados”

 “Vamos a gobernar en territorio y a restituir derechos tanto tiempo negados”

El Gobernador de la provincia, Gerardo Morales, se hizo presente en las comisiones municipales y comunidades de la Puna, en una clara intención de profundizar y fortalecer el vínculo Estado-Territorio, y a fin de ofrecer garantías de que las demandas de la región serán escuchadas y atendidas, y los derechos de los pueblos originarios reivindicados.

El primer mandatario provincial, junto a la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, y a la Secretaria de Asuntos Indígenas, Natalia Sarapura, se acercó hasta los pueblos de Suripugio y Cieneguillas (Departamento de Yavi) para reunirse con los Comisionados Municipales y con los miembros de las comunidades originarias, con el propósito de interiorizarse sobre las principales preocupaciones y para explicar cuál es la postura de su gestión con relación a los principales ejes de trabajo en el norte de la provincia.

El gobernador acababa de llegar de Buenos Aires, donde firmó un convenio con la Nación de regularización fiscal mediante el cual se garantiza el pago a los estatales de Jujuy. A su arribo y en vísperas de Navidad, Morales se trasladó de inmediato a la Puna para reunirse con las comunidades.

“La revalorización de la Pachamama es el concepto rector que guía nuestro gobierno, es nuestra columna vertebral; el respeto de los recursos naturales, el cuidado del medio ambiente, la concepción autosustentable y renovable de la tierra es lo que buscamos. Por eso vinimos hasta los pueblos de Yavi, para escuchar a los miembros de las comunidades originarias que dan origen a esa cosmovisión y para manifestarles que vamos a reivindicar los derechos que tanto tiempo les fueron negados. Vinimos a hacerles saber que vamos a gobernar en territorio, con los funcionarios visitando cada lugar y asumiendo qué es lo que ocurre de manera directa”, explicó el gobernador.

De las reuniones participaron miembros de la región de Candy Norte, que abarca las comunidades aborígenes de Suripujio, Quirquinchos, Larcas, Inticancha; también integrantes de la región Candy Sur, que incluye las comunidades de El Cóndor, Escobar, Tres Cerritos, Corral Blanco, Cieneguillas, Azul, Cholacor, Lagunillas del Farallón y Pan de Azúcar.

Además estuvieron presentes referentes del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), funcionarios de la Secretaría de Agricultura Familiar, del Ministerio de Producción, de la Secretaria de Desarrollo Productivo, de la Secretaría de Biodiversidad, de la Secretaria de Relaciones y Asuntos Municipales, de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, de la Secretaria de Agricultura Familiar y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

UN NUEVO TIEMPO. UNA NUEVA RELACIÓN ESTADO-PUEBLOS ORIGINARIOS

Una de las reuniones se concretó en la Escuela N° 170 “Éxodo Jujeño”, en Suripujio. Dio inicio con una bienvenida protocolar a cargo de las autoridades de la comunidad y Gendarmería Nacional. Posteriormente, los miembros de las comunidades invitaron a los asistentes a realizar el ritual del sahumado, para que las conversaciones tengan un resultado provechoso para todos.

Continuaron con la presentación de un balance del Plan de Manejo Sustentable de la Vicuña en la región. La evaluación, positiva para los miembros de las comunidades, incluyó la valoración de talleres de capacitación, preparación de los pastorcitos, armado de mapas, la participación en reuniones internacionales, en la mesa provincial vicuñera, el trabajo realizado durante los Chacus (captura de vicuñas) 2014/2015, el desarrollo productivo y artesanal, entre otros temas.

En general, las comunidades destacaron el trabajo conjunto, realizado entre todos los miembros de los pueblos originarios, lo que les permitió consolidar un espacio de desarrollo en relación al manejo sustentable de la vicuña en silvestría. Pero también hicieron foco en cuestiones a resolver, como por ejemplo el desarraigo sufrido por los habitantes jóvenes de los pueblos, que muchas veces deben marcharse producto de la falta de capacitación y de oportunidades laborales, la cuestión de la sequía, la falta de insumos y herramientas e infraestructura.

Sobre este último punto, al hacer uso de la palabra, el gobernador Gerardo Morales expresó a todas las comunidades el compromiso de su gobierno. “Primero, les quiero agradecer por presentarme el balance de este año en lo que se refiere al manejo sustentable de la vicuña, los chacus que hicieron, la formación, la capacitación, y el trabajo artesanal; también quiero manifestarles el compromiso de mi gabinete para resolver lo que está pendiente: vamos a continuar profundizando el trabajo de los técnicos que tienen verdadera vocación y compromiso con ustedes, vamos a analizar la posibilidad de enviar más y mejor maquinaria y herramientas de trabajo para los pequeños productores, vamos a seguir manteniendo reuniones con los equipos de producción, ambiente, asuntos indígenas, para definir una agenda prioritaria y resolver lo más urgente”, señaló Morales.

Por su parte, la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, hizo hincapié en la rejerarquización de la secretaría que ha sido elevada a rango de Ministerio de Ambiente, lo mismo que la creación de la Secretaria de Pueblos Indigenas. La funcionaria de la cartera ambiental valoró la decisión del gobernador Gerardo Morales, “quien con mucha sensibilidad ha sabido ubicar entre las prioridades de su gobierno las demandas de las comunidades originarias y los asuntos ambientales”, apuntó. Dijo que la institucionalización de estas áreas define una agenda que busca mejorar el diálogo entre el estado y las comunidades aborígenes. “Vinimos a los pueblos de Yavi para conocer el modelo de trabajo que tienen implementado las comunidades aborígenes de la zona, en relación al manejo sustentable de la vicuña”, expresó Zigarán.

Asimismo, manifestó que “una de las competencias del Ministerio de Ambiente, en el área de Biodiversidad, es la conservación de la fauna silvestre y la preservación de las especies en extinción. De manera que como es competencia del Ministerio participar en los planes de manejo sustentable de vicuñas, hemos venido a conocer el trabajo efectivo que se ha realizado los últimos años. Nuestro balance es positivo, no solo por el trabajo que hacen los técnicos del área de biodiversidad, sino también los técnicos que concurren en un modelo integrado de trabajo, que son los técnicos de INTA, los de agricultura familiar, junto con las comunidades indígenas de la región que han aprendido a conocer a la vicuña, y que tienen un manejo realmente extraordinario del animal”.

“La transformación del Estado nos incluye a nosotros también”

A su turno, la Secretaria de Pueblos Indígenas, Natalia Sarapura, reivindicó la lucha histórica de los pueblos originarios y reflexionó sobre la apertura del gobierno de Gerardo Morales hacia un Nuevo Pachacuti (del quechua Pacha Kutiy, que quiere decir cambio de rumbo).

“La creación de la Secretaria de Pueblos Indígenas es el reconocimiento de los aportes y la lucha de los pueblos originarios, de la resistencia de hombres y mujeres que desde siempre han ofrecido su patrimonio, su fuerza de trabajo, su dignidad, para el desarrollo y la integración de la cultura de nuestra tierra. Por eso hoy también estamos aquí, viviendo un nuevo tiempo a través del cual la transformación del estado nos incluye a nosotros también, para ser ejemplo de consolidación de una política intercultural para todo el país”.

“Desde el gobierno de Gerardo Morales venimos a escuchar lo que tienen para decir, para enriquecernos desde la diversidad cultural, para garantizar la autogestión de las comunidades, para entender que los recursos naturales merecen la pena ser respetados y cuidados porque son el principal insumo para los pueblos. Y venimos a ofrecer garantías de que el estado va a estar presente, priorizando las demandas de nuestros pueblos”, destacó Sarapura.

Toda la ganancia es para las comunidades

Vicente Gregorio, vicepresidente de la comunidad de Suripujio y representante de las comunidades vicuñeras de Lacambi Norte, agradeció también la presencia de Gerardo Morales y su gabinete, y explicó que “le presentamos al gobernador un balance de nuestro trabajo, que empezamos en el 2012 junto con todas las comunidades; desde hace tiempo empezamos a ver qué aprovechamiento podíamos hacer de la vicuña, nos empezamos a organizar para ver qué medios conseguir y qué utilidad podíamos dar al animal. Ahora nos estamos organizando para ver cómo dar el valor agregado a la fibra, más allá de que en primera instancia pensamos vender un porcentaje en fibra bruta y el otro porcentaje ir manejándolo”.

Luego destacó que “sentimos satisfacción porque el gobernador nos dejó en claro que el porcentaje que estaba previsto quedarse para el Estado, decidió que quede para las comunidades. Y eso es importante para nosotros”.

El Gobernador, al respecto, consideró importante destacar que su gobierno renueva el compromiso de mantener el ciento por ciento de la ganancia de la esquila de la vicuña para los pueblos. También asumió la responsabilidad de apoyar a los pequeños productores del norte en el 2016, para profundizar el trabajo, la capacitación de los pastorcitos, de todos los que intervienen en el proceso del manejo sustentable de la vicuña.

“Tenemos 120.000 vicuñas, de acuerdo a los datos del INTA. Hay mucho por trabajar, hay mucho recurso allí para las comunidades. El kilo de fibra de llama tiene una cotización muy alta en el mercado, del orden de los 521 dólares aproximadamente, lo que puede representar para las comunidades una oportunidad de desarrollo y la consolidación de procesos productivos, evitando el desarraigo de las poblaciones jóvenes de los territorios, particularmente de la puna”, finalizó Gerardo Morales.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =