Con la premura que se hizo política con $18 millones del FET; piden que se transfieran los $290 millones adeudados a los productores

El sector tabacalero quedó muy molesto por la discrecionalidad con que se distribuyó el Programa de Asistencia a Pequeños Productores; relegando la urgencia financiera  del grueso productivo que mantiene en pié la actividad pese a las desacertadas decisiones del gobierno de la provincia, que insiste en prebendas y un plan de empobrecimiento, para sostenerse en el poder. 

 20.10.2015|| Alguna vez circuló una teoría, la cual establecía que el gobierno había decidido empobrecer la provincia para sostenerse al mando desde el sometimiento de los más vulnerables bajo amparo indigno de los planes sociales; al parecer la hipótesis es toda una realidad, ya que hay toda una política de estado para debilitar las estructuras productivas, donde los despidos siguen sucediendo por la falta de rentabilidad de numerosas unidades productivas, siendo los obreros expulsados, atraídos hacia organizaciones sociales, que si bien evitan el estallido social, enajenan la libertad de pensamiento y desarrollo personal.

El gobierno en un claro manotazo de ahogado a decidido recurrir a maniobras temerarias, con tal de alcanzar el objetivo de sumar votos, para ello se sirvió de un reparto consentido de los recursos del FET para grupos que tendrán una devolución política; enviando al abismo al resto de los productores quienes esperan amargamente las transferencias de sus recursos, los cuales ya suman $290 millones de pesos; que están depositados  por la industria en el MinAgri; pero que sin embargo desde Jujuy no procede la orden política para regularizar los giros, por el contrario se ocuparon de gestionar su paralización.

Esta maniobra posee un efecto perverso, pero favorable al gobierno, los productores sin recursos no pueden dar satisfacción plena a los derechos de sus empleados, como también dejan de tomar mano de obra eventual por carecer de liquidez; además de contar con la resistencia de trabajadores que no desean ingresar al blanqueo por la incompatibilidad que ofrece el sistema.

Estas aristas negativas se suman a la ruptura de la cadena de valor, con lo cual la indigencia aflora en el departamento El Carmen, donde el FPV acude a persuadir a esta franja con la promesas de nuevos planes y empleo en el estado municipal, reclutando jóvenes vulnerables a diseños obscenos de políticas de empobrecimiento.

Si habría transferencia de los recursos para los productores de manera regular, no se producirían debilitamientos en el tejido social, pero producida la ruptura del mismo el gobierno pesca en la pobreza que genera, donde hasta hoy sacó los votos que hasta hoy le permitieron sostenerse en el poder  inmoralmente.

 

 

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − uno =