Exclusivo: Massa habría ofrecido la vicepresidencia a Lorenzetti

 Exclusivo: Massa habría ofrecido la vicepresidencia a Lorenzetti
LPO || La oferta la hizo Piedecasas, el consejero de la Magistratura. Los vínculos que los unen.

Sergio Massa le ofreció al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, que sea su compañero de fórmula para la elección presidencial. Esa es la versión que dos fuentes vinculadas al máximo tribunal confirmaron esta noche a LPO.

La oferta la acercó Miguel Piedecasas, el consejero de la Magistratura en representación de los abogados del interior, que llegó a su cargo el año pasado con apoyo del tigrense y la UCR.

Fue una elección crucial, que le impidió al Gobierno controlar el organismo encargado de nombrar y sancionar magistrados.

El nexo fue Diego Molea, decano de la Universidad de Lomas de Zamora, de origen radical y aliado de Massa. Piedecasas es muy cercano a Lorenzetti y hasta tendrían interese comunes en el negocio editorial y en la publicación de las versiones oficiales del nuevo Código Civil -muy respaldado por el presidente de la Corte- con la casa Rubinzal Culzoni.

Enfrentado a Cristina Kirchner, Lorenzetti ya había coqueteado con la política cuando se lo mencionó como posible compañero de fórmula de Julio Cobos, en la época de gloria del mendocino tras su voto en contra de la 125.

La propuesta de Massa entusiasmo a Lorenzetti, que siempre mantuvo vínculos con el peronismo santafesino y es un apasionado de la política. De hecho, el presidente de la Corte comparte con Massa varios vínculos, entre otros, el diputado nacional y candidato a gobernador de Santa Fe por el Frente Renovador, Oscar “Cachi” Martínez.

En Tribunales incluso no descartan que la tentación de dar un salto a la política, le haya dado un impulso extra a la serie de ofensivas públicas y privadas que el presidente de la Corte Suprema lanzó contra el kirchnerismo, como el fallo que habilitó la cosa juzgada írrita, la charla con el camarista Hornos para que no le quite la causa Hotesur al juez Bonadío y sus propias declaraciones afirmando que el rol de la justicia es ponerle un «limite» al poder.

El problema es que Lorenzetti ya tendió lazos con Mauricio Macri, vía el presidente de la UCR Ernesto Sanz, uno de sus aliados históricos en la eterna guerra fría que mantienen con Cristina Kirchner y que ahora lo encuentra resistiendo a como de lugar la ampliación de la Corte a nueve miembros que impulsa el Gobierno para diluir su influencia en el máximo tribunal.

La idea de Lorenzetti y buena parte de la oposición es que se mantenga la actual integración de cuatro miembros hasta el final del mandato de Cristina y que sea el próximo Gobierno el que complete la la Corte. Por eso, Macri y Sanz le han pedido a Lorenzetti que se quede en el máximo tribunal y no acepte ninguna candidatura.

Los diálogos con el massismo, también fueron alimentados por el ex senador kirchnerista Nicolás Fernández, hoy muy enfrentado a la Casa Rosada -en especial a Carlos Zannini- y en los hechos uno de los más importantes operadores políticos de Lorenzetti.

Fernández es un viejo amigo de Lorenzetti y fue uno sus promotores para que sea juez de la Corte, en los albores de la presidencia de Néstor Kirchner.

Este reconocido abogado de Caleta Olivia, suele asesorar a Lorenzetti, en los temas vinculados a conflictos petroleros, recursos naturales y biodiesel, como lo hizo en el famoso juicio que enfrentaba Chevrón por contaminación en Ecuador y que un fallo de la Corte le despejó su impacto en la Argentina.

Como sea, la relación de Lorenzetti y Massa siempre fue buena y el juez de la Corte lo trató seguido cuando era jefe de Gabinete.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 10 =