«La falta de transparencia convierte a una institución republicana en una cueva»

 «La falta de transparencia convierte a una institución republicana en una cueva»

La ciudad de Perico a pesar de poseer enormes fuentes fiscales, no logró traducir esos recursos en obras intergeneracionales, por el contrario el despilfarro administrativo postergó la infraestructura que la comunidad tras 16 años sigue esperando.

05.01.2015 || El Ingreso a la ciudad de Perico sigue siendo una tortura para los automovilistas y todo el sistema de transporte, ya que en especial, en los días de feria, el embotellamiento pone de manifiesto la ineficiencia de la actual administración para resolver problemáticas estructurales.

perico noticias. 1

En este sentido, la ciudad se quedó en materia de servicios, por ejemplo no posee un sistema tecnológico para el resguardo de la seguridad urbana, a pesar de contar con índices de criminalidad urbanos superlativos. El servicios de recolección de residuos sólidos y limpieza sigue siendo tosco y retrógrado, como también la ausencia de una planta de tratamiento para los mismos, lo que determina una inconciencia ambiental manifiesta, inscripta en una deplorable política ecológica.

En  aspectos de infraestructura urbana, nos referimos a calles, desagües, y avenidas, la ciudad apenas posee un 38% de asfalto, siendo la principal proveedora de recursos áridos de la provincia, lo que denota una enorme desconsideración hacia sus tributantes.

En cuanto a obras para promocionar la actividad privada, solo puede mencionarse los avances sobre el Parque Industrial, pasos que se realizaron recién durante el año pasado, tras haber obtenido el reconocimiento en el RENPI, tras 14 años de prometer el Puerto Seco y la Zona Franca.

Sin embargo, el PIP, no merece grandes elogios ya que son trámites inherentes a la función pública exigibles a los funcionarios, desde el intendente hasta los responsables de área, como tampoco posee mérito la gestión de recursos que se viene afrontado con fondos nacionales, provinciales y municipales, que en todo caso benefician a empresas proveedoras de servicios.

Existen además otras deficiencias muy marcadas en aspectos de desarrollo  social en Perico, por ejemplo en materia educativa, en conectividad, en deporte social, sanidad y cultura, el municipio posee índices negativos que postergan el desarrollo humano, de un modo preocupante, ya que hoy la modernidad ofrece mayores opciones para motorizar el conocimiento y el acceso a mejores estándares de vida.

En cuanto a calidad institucional, el municipio de la ciudad tabacalera ataca los derechos de sus habitantes de manera inaceptable. Por ejemplo en esta parte del país el acceso a la información pública es una utopía , como lo es la rendición de cuentas por parte de sus autoridades, una obligación cívica que todavía alcanza absurdas resistencias, oscurantismo que ha convertido a sus autoridades en residuos monárquicos, que por deficiencias del sistema republicano sobreviven en tiempos donde la transparencia es la moneda de cambio.

Justamente, ocultar las cuentas públicas y los actos administrativos es un privilegio mal entendido por los funcionarios del municipio, el comportamiento autoritario generó que la corrupción fuera el sello del actual gobierno. Las sospechas de enriquecimiento ilícito y el abuso administrativo, dejaron expuestos a los funcionarios públicos y directivos en un círculo que sustrajo más del 35% de los recursos de la comunidad para mantener un nivel de vida que poco tiene que ver con la realidad que afrontó el resto de la ciudadanía durante la última década.

Esta situación resultó demasiado injusta, no fue exclusiva de la ciudad de Perico, ya que hay reportes similares en otros  municipios del país, en lo que se denomina renta extraordinaria de funcionarios públicos, los cuales vieron incrementados sus patrimonios no solo por sus cuentas sueldos, sino además por el goteo de las decenas de designaciones de familiares que tributan al funcionario de su entorno, además de registrarse incontables beneficios con proveedores, retornos por coimas, negocios protegidos y en el caso de Perico acusan enriquecimiento por venta de lotes y viviendas, hechos denunciados oportunamente.

En este sentido, la planta de funcionarios posee un alto costo para la comunidad, lo cual se traduce en un déficit de recursos importantes, se calcula que este segmento insumió más de 30 millones de pesos en la última década, con lo cual la ciudad perdió grandes oportunidades en materia de infraestructura a partir de quedar imposibilitada de usar recursos propios.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − tres =