Argentina: Comercio electrónico en Argentina crece sin precedentes en medio de la pandemia

 Argentina: Comercio electrónico en Argentina crece sin precedentes en medio de la pandemia

Las medidas de aislamiento obligatorio tomadas en Argentina debido a la enfermedad del nuevo coronavirus han llevado a un repunte del comercio en línea en el último mes, informó el director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), Gustavo Sambucetti.

«A mí me gusta decir que en términos de crecimiento, pasaron cuatro años en cuatro semanas. Si bien en el comercio electrónico había un proceso de crecimiento que se venía dando (76 por ciento en 2019), esta coyuntura de la pandemia aceleró dicho avance desde el punto de vista de la demanda», sostuvo Sambucetti en entrevista con Xinhua.

«La demanda creció porque hay personas que nunca habían comprado de manera ‘online’ (en línea) y ahora, para protegerse, se vieron obligadas a recurrir a dichas plataformas», dijo el directivo de la CACE.

«De igual forma, había gente que compraba algunas categorías de productos y ahora empezó a utilizar la vía electrónica para comprar otras», agregó.

La CACE midió el repunte de las operaciones electrónicas del 20 de marzo pasado -cuando inició la cuarentena en el país sudamericano- al pasado 8 de abril, período que comparó «con las tres semanas previas».

En dicho lapso, las transacciones en línea relacionadas al sector de los supermercados tuvieron un crecimiento del 300 por ciento, seguido al de farmacias, con el 60 por ciento.

El resto de los rubros mantuvo el nivel de ventas, con la imposibilidad de entrega en el corto plazo, porque muchos centros de distribución mantenían sus puertas cerradas.

Sambucetti sostuvo que, a pesar de las consecuencias negativas en la actividad económica de Argentina por la pandemia, hay reportes de empresas y locales, cuya facturación ha comenzado a provenir en su totalidad de las ventas en línea.

El entrevistado apuntó que este crecimiento está además entrelazado con el importante papel jugado por las plataformas logísticas de distribución como Glovo, Pedidos Ya y Rappi, que incluso implementaron modelos de «entrega sin contacto» a domicilio.

«Rappi, Glovo y todos estos mecanismos de entrega a domicilio son actores claves en esta situación, que en medio de esta pandemia adquieren un antes y un después, porque pasaron de no tener un buen concepto, sobre todo por parte de los entes gubernamentales, a ser buenos aliados en este tipo de coyunturas especiales», indicó.

«Yo creo que este esquema de ‘economía colaborativa’ va a crecer por varios motivos. En primer lugar, porque dada la fuerte demanda se va a requerir una estructura de logística mayor y, además, dichas plataformas podrán generar mayores vacantes de empleo, en un momento en que el desempleo está aumentando», señaló el director institucional de la CACE.

A decir del entrevistado, aún cuando no se tienen mediciones precisas sobre el nivel de crecimiento que experimentará todo el comercio electrónico en el marco de la pandemia de COVID-19, el nivel de expectativa no tiene precedentes.

«Toda la organización se puso a la disposición del ‘e-commerce’ (comercio electrónico), y creemos que esto va a dejar un piso mucho más alto de la actividad», expresó.

Sambucetti apuntó que han aumentado las solicitudes de clientes nuevos, «que están queriendo inscribirse para poder hacer logísticas de venta ‘online’».

El mayor énfasis está en los distribuidores de alimentos y los comercios pequeños radicados en comunidades que comienzan a incorporar las ventas en línea.

Para este año, la CACE estima un importante cambio en las categorías de productos más comercializados a través del comercio electrónico.

Hasta 2019, el sector turismo y hotelería lideraba la lista de estas categorías, con el 22 por ciento de toda la facturación del comercio en línea, mientras que la tercera posición correspondía a alimentos y artículos de limpieza.

«Es claro que durante este 2020 esto será una tendencia que se revertirá», consideró el entrevistado, respecto al aumento del comercio electrónico en Argentina por la coyuntura.

El experto acotó que el crecimiento en el rubro de alimentos ya lideraba desde antes el repunte, con un alza del 111 por ciento en 2019, seguido de la venta de equipos de electrónica, con el 70 por ciento,

Uno de los mayores desafíos que experimentará el comercio en línea es poder hacer frente a la «pesada carga logística», como consecuencia de una demanda que se acrecienta y que se combina con la entrada en operación física de muchos locales, los cuales comenzarán a abrir sus puertas una vez que sea más flexible el confinamiento.

El comercio electrónico en Argentina tiene una facturación anual estimada de 403.000 millones de pesos (6.029 millones de dólares). Sólo en 2019, se generaron 90 millones de órdenes de compra a través de las diversas plataformas de compra-venta en línea, y se vendieron 146 millones de productos, según datos de la CACE.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =