El Ejército custodiará objetivos estratégicos en la frontera con Bolivia y Paraguay

 El Ejército custodiará objetivos estratégicos en la frontera con Bolivia y Paraguay

El Gobierno Nacional movilizará efectivos del Ejército y de la Armada para custodiar puntos estratégicos como las presas de Yacyretá y Urugua-í, y radares instalados en el Norte Grande (NEA-NOA), lo que permitirá liberar efectivos de seguridad que luchan contra el narcotráfico, revelaron fuentes oficiales.

En principio, durante este año la reasignación de funciones comprenderá a un millar de efectivos, aunque está previsto elevar a 6 mil la cantidad para 2019, con el fin de brindar seguridad a la frontera, específicamente en las áreas fronterizas con Bolivia y Paraguay, en las provincias de Jujuy, Salta, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones.

De acuerdo con una publicación del diario Clarín, los militares realizarán tareas de seguridad de los radares de la Fuerza Aérea para captar vuelos ilegales y de las centrales hidroeléctricas, entre otras tareas. Además, realizarán tareas de transporte de tropas y logística en helicópteros.

Estas medidas, adoptadas por el presidente de la Nación, Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña y los ministros de Defensa, Oscar Aguad, y de Seguridad, Patricia Bullrich, permitirán que algunos gendarmes dejen esas tareas y puedan ser movilizados a los centros urbanos para combatir la inseguridad.

Las mismas fuentes señalaron que la atención estará puesta en los pasos fronterizos ilegales en el NEA-NOA, según se dijo durante una reunión en la que participaron el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa; el director Nacional de Gendarmería, comandante general Gerardo Otero.

También participaron el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el coordinador General del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gerardo Milman.

En la ocasión se estableció que los militares no cumplirán funciones policiales, sino solo de apoyo logístico según lo estipulado por los decretos de la ex presidenta Cristina Kirchner del 2011 que dieron lugar al “Operativo Escudo Norte” de la ex ministra de Seguridad Nilda Garré y el ex número dos de esa cartera, Sergio Berni.

Fuentes del ministerio de Seguridad señalaron que Bullrich impulsa una “reestructuración operativa” de la Policía Federal, la Gendarmería, la Policía de Seguridad Aeronáutica y la Prefectura para sacar más efectivos de las oficinas y ponerlos en las calles de la Capital, el Gran Buenos Aires y otros populosos centros urbanos del país.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 6 =