En General Motors demoran una decisión sobre el recorte salarial

 En General Motors demoran una decisión sobre el recorte salarial

Suspensiones en julio con pago del 65% del sueldoLa empresa y el gremio acordaron postergar la negociación hasta la semana próxima. Intentan que el tema no derive en un conflicto.

IECO – La automotriz General Motors y el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) postergaron hasta la semana próxima las discusiones para resolver si se aplicarán recortes salariales durante la suspensión de tareas prevista para julio en la planta que la firma posee en Alvear, al sur de Rosario.

La empresa sugirió recortes del 35% en los sueldos para paliar la crisis que afecta al sector. La medida fue rechazada por el gremio. La discusión ingresó en una impasse, mientras hoy se paraliza la producción por segundo viernes consecutivo.

trabajadores-industria-automotriz-DANIEL-CACERES_CLAIMA20140426_0085_28

La semana pasada se acordó detener la actividad en la planta santafesina tres días de mayo y otros cinco en junio sin alterar los salarios. Esta semana la empresa propuso extender las suspensiones a julio, pero esta vez sumando un recorte del 35 por ciento en los sueldos de sus 2.700 operarios.

“Ellos insisten con la idea de pagar el 65% por cada día que esté suspendida la actividad. La empresa plantea bajar los costos, pero nosotros queremos que se garantice el salario dentro de lo que se firmó en el convenio colectivo de trabajo”, aseguró a Clarín Antonio Milici, secretario adjunto de la seccional Rosario de SMATA.

El convenio al que alude el dirigente gremial permite mantener el sueldo durante etapas de crisis con el denominado “banco de horas”. Milicidescartó que se estén evaluando medidas de fuerza y apostó a resolver las diferencias en la mesa de diálogo. En SMATA creen que se logrará un acuerdo porque la automotriz desea “mantener la paz social dentro de la empresa”.

La automotriz justifica su intención de aplicar recortes por la caída en las ventas que sufrió, no sólo en el mercado interno. En GM preocupa especialmente la caída de 40% en las exportaciones a Brasil. La firma produce actualmente 29 autos por hora –a principios del año pasado eran 35– y el 76% lo exporta a Brasil.

Ayer terció en el tema el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien viajó a Santa Fe para reinaugurar un frigorífico en Hughes y recorrer nuevas instalaciones de la Cooperativa de Trabajos Portuarios, en Puerto General San Martín. “Hemos tenido un cambio de escenario en el último trimestre en lo que respecta a la reducción de la demanda de Brasil. General Motors ha tenido la particularidad de estar en este proceso”, admitió Capitanich. Sin embargo, negó que exista una “notificación formal” para recortar salarios y dijo que se están generando condiciones para sostener “el nivel de empleo”.

En SMATA esperan que el nuevo modelo que la firma lanzará al mercado el año próximo ayude a moderar los temblores que sufre el sector, que provocó suspensiones en diferentes plantas y que obligó al Gobierno a exhortar a las empresas a que eviten los despidos.

Colaboró: Andrés Actis

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 17 =