Jujuy puede estar en el satélite

 Jujuy puede estar en el satélite

La diferencia entre que un jujeño esté…  y que Jujuy esté presente.

Con el lanzamiento del ARSAT II, y dejando de lado la emoción y el sentimiento de orgullo por avanzar en la inclusión e igualdad de oportunidades en materia de telecomunicaciones;  se consolidan y vuelven a ponerse en escena, tal como lo fue con el lanzamiento de ARSAT I hace un año, términos como soberanía digital,soberanía tecnológica,  o soberanía satelital.

Sin embargo, estos términos sólo pudieron incorporarse a nuestro vocabulario por una decisión que logró más independencia, más dignidad y más libertad para pensar y diagramar el futuro de una Nación.

Como dice nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner “no fue magia”. Para llegar a ejercer efectivamente esa soberanía, se necesitó una fuerte decisión política que se mantuvo a lo largo del tiempo, y esa misma decisión logró repatriar más de 1000 científicos, multiplicar por diez el número de becarios del CONICET, crear nuevas universidades públicas, acceso a becas, y el gran aumento en el presupuesto destinado a la ciencia y tecnología argentina.

Por todo esto, hoy, los argentinos contamos con dos satélites desarrollados y construidos en nuestra Patria pero, no nos dejemos engañar, estos satélites no son sólo hierros, es materia gris puesta en movimiento y producción.

Tenemos en nuestras manos el proyecto por el cual se declara de interés nacional el desarrollo de la industria satelital como política de Estado y de prioridad nacional. Un plan ambicioso a 20 años, que fija el objetivo de producir ocho satélites más; seis nuevos y dos que remplazarán, cuando lleguen al fin de su vida útil, a Arsat-1 y Arsat-2.

Además se propone no sólo mantener los logros alcanzados, sino consolidar la industria nacional satelital, desarrollando nuevas plataformas e invirtiendo en investigación y desarrollo de los diversos componentes industriales necesarios. Entre los elementos, hoy importados en su totalidad o parcialmente, se encuentran las computadoras, las baterías y paneles solares, que cuentan con la posibilidad de ser producidos en nuestro país.

Y es en este ítem dónde los jujeños tenemos más futuro con el satélite, más allá de la accesibilidad telecomunicacional para todos los habitantes; para los jujeños y la Provincia de Jujuy surge una interesante oportunidad.

En Jujuy el litio se extrae en las salinas, se extrae en bruto y se exporta en forma de carbonato, es decir la sal de este mineral, el cual tiene un valor muy bajo en el mercado. Sin embargo, al ser una industria joven para nuestra Provincia, se está desarrollando conjuntamente entre el Gobierno Provincia, Y-TEC, la Universidad Nacional de Jujuy, el CONICET,  y la Universidad de Mar del Plata un proyecto de purificación de este litio a fin de que sea integrado en baterías, que van desde las que usan los celulares y los autos eléctricos, hasta los satélites. Esto incrementaría su producción, aumentando su valor comercial a más del 200%.

En Palpalá, se está construyendo el Centro de Desarrollo Tecnológico “General Savio”, que contará con una superficie cubierta de aproximadamente 4000 metros cuadrados conteniendo 8 laboratorios, una planta piloto y bloques de viviendas para los investigadores en diversas áreas.

Por supuesto que haber estado en el lanzamiento del ARSAT II representó un hecho único e inolvidable, pero esa no era la noticia transcendental. La noticia es que Jujuy tiene iniciado el camino para expandirse, y esos objetos de hierro son una enorme oportunidad para seguir creciendo, seguir ganando en inclusión, en trabajo y desarrollo.

Hace doce años que el país y la provincia crecen. Que aún falta, claro que sí. Y por eso mismo necesitamos seguir adelante con las políticas de desarrollo tecnológico y científico que se están llevando adelante ¿Qué hubiera sido si no iniciábamos este camino? ¿Dónde nos encontraríamos ahora?

Jujuy tiene en el litio garantía de crecimiento y desarrollo, y esto también se refleja en la industria satelital. Por eso, una vez más digo, a Jujuy no lo cambio por nada.

 

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 13 =