Las encuestadoras ya admiten que Trump supera a Hillary

 Las encuestadoras ya admiten que Trump supera a Hillary

Según un sondeo de Washington Post y ABC, el magnate logra un punto más de apoyo. La elección es el próximo martes.

trump-ganador

A una semana de los comicios del martes, la carrera por la Casa Blanca se pone al rojo vivo. Cuando parecía que Hillary Clinton navegaba cómoda hacia una victoria, Donald Trump ha resucitado estos últimos días en los sondeos y ahora sobrepasa a su rival por un punto en intención de voto a nivel nacional, según se supo este martes. Revitalizado, el magnate llama ahora a los estadounidenses indecisos a votarlo para “evitar una crisis institucional” si gana Hillary, que está siendo investigada por el FBI por el uso de su correo privado para temas oficiales cuando era secretaria de Estado.

Una encuesta de The Washington Post y ABC reveló que Trump logra un apoyo del 46% frente al 45% de Hillary. Le asigna un 3% al aspirante libertario Gary Johnson y un 2% a la verde Jill Stein. La encuesta fue confeccionada entre el 27 y el 30 de octubre. El 28, el director del FBI, James Comey, anunció que reabría la investigación contra la candidata por una serie de mails que habían encontrado en una computadora que Huma Abedin, su mano derecha, aparentemente compartía con su ex marido, que está acusado de enviar mensajes de contenido sexual a menores. Comey dijo no saber si esos mails –aparentemente unos 650.000– eran sustanciales o no, y si contenían información relevante relacionada con la ex secretaria de Estado. Pero la bomba igual golpeó notoriamente la campaña de Hillary porque volvió a sembrar la sospecha sobre la candidata, que es acusada de “mentirosa” y “corrupta” por Trump.

El magnate expresó este martes su felicidad por Twitter: “¡Wow, ahora liderando en la encuesta de ABC y Washington Post por 46 a 45. Subiendo doce puntos en dos semanas, la mayor parte antes de que la corrupta Hillary estallara”, escribió el empresario. En un acto en Michigan, fue más allá: “Elegirla haría que nuestro gobierno y país se hundieran en una crisis constitucional que no podemos darnos el lujo de tener”, en alusión a que podría soportar un posible juicio penal como presidenta.

El ascenso del magnate ha sido muy fuerte en los últimos días y, aunque las cifras están dentro del margen de error de cualquier sondeo, es la primera vez que el repubicano supera a su rival desde mayo. Hace dos semanas, Hillary le sacaba unos 12 puntos de ventaja y lideraba cómoda en la mayoría de los estados clave para ganar las elecciones. Ahora, un promedio de todas las encuestas a nivel nacional, realizado por RealClearPolitcs, le asigna a la demócrata una pequeña ventaja de 2,2% (47,5 a 45,3%), cuando hace unos días le llevaba casi 7.

Pero lo que es más relevante es que el magnate también ha cambiado la tendencia en estados clave, como Florida, (hoy Trump aventaja a Hillary por un punto cuando hace poco ella le llevaba 3) y Ohio (donde ahora la supera por 2,5%, cuando había un empate). En la disputada Carolina del Norte, donde ella tenía 3 puntos de ventaja, ahora lleva apenas décimas y algo similar sucede en Nevada. En la poblada Pennsylvania, Hillary aún conserva un liderazgo de 6 puntos.

Nada de esto significa que Hillary vaya directo a una derrota. La matemática del complejo sistema electoral estadounidense aún la beneficia, aunque de manera cada vez más ajustada. El gran problema de Hillary ahora es que su campaña ha perdido el foco. Cuando iba cómoda en su liderazgo, ella pensaba dedicarse en el último tramo a plantear temas de Gobierno y no referirse más a su polémico rival. Incluso había comenzado a trabajar para un triunfo demócrata indiscutido y amplio, y también para recuperar el Senado –hoy en manos republicanas– y poder asegurarse cierta gobernabilidad si llegaba a la Casa Blanca.

Pero ahora no tiene más remedio que volver a embarrarse en la cancha que le marcó Trump y volver a defenderse por sus mails. “No existen méritos para un proceso”, insistió Clinton. “La mayoría de la gente decidió hace bastante tiempo lo que piensa sobre todo este asunto”, dijo. Y su campaña atacó a Comey por haber reabierto la investigación a pocos días de las elecciones y no haber hecho lo mismo sobre el posible hackeo ruso a los cuarteles demócratas, un tema que por la cercanía de Trump con Vladimir Putin podría complicarlo.

La demócrata busca sacar partido del voto anticipado. En EE.UU. se elige presidente siempre el primer martes de noviembre. Como es un día laborable, se autoriza ir antes a votar o hacerlo por correo. Según algunos sondeos, ya el 21% ha votado en estas elecciones (unos 23 millones de personas). Por tradición los demócratas son los que votan anticipadamente, por eso Hillary ve con buenos ojos esos números que pueden beneficiarla. La ex secretaria de Estado refuerza sus bases y estuvo llamando en los últimos actos de campaña a sus partidarios a salir en masa a votar por anticipado. En Miami, este martes se presentó con la ex Miss Universo Alicia Machado –a la que Trump maltrató porque había engordado– y pidió el voto de las mujeres.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + cinco =